El crowdparking podría librar a la atmósfera de 560mg de NOx cada vez que se aparca

Hace unos días los elevados niveles de contaminación atmosférica alcanzados en Madrid llevaron al Ayuntamiento de la capital a activar por primera vez su plan de restricciones al tráfico para reducir la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire.  Tras las medidas llevadas a cabo de limitar la velocidad en la M30 a 70km/h y de prohibir estacionar en la calle a los no residentes, la contaminación ha descendido notablemente en la ciudad y el consistorio de momento no ha tenido que reactivar su protocolo de actuación. Aun así, la polución sigue siendo un tema de preocupación y la importancia de permanecer alerta y buscar soluciones para evitarlo sigue vigente.

El elevado tráfico que a diario soporta la capital madrileña es una de las principales causas de la contaminación de los cielos de ésta y las dificultades para encontrar aparcamiento en la calle unido a las vueltas y vueltas que tienen que dar los conductores hasta conseguir un sitio libre donde estacionar su vehículo solo se traduce en más emisiones contaminantes hacia el ambiente. Practicar el crowdparking puede paliar en gran medida esta situación. Según Wazypark, la primera app que avisa de sitios libres para aparcar en la calle gracias a la colaboración de los conductores, cada vez que un conductor practica el crowdparking se podría librar a la atmósfera de 560mg de NOx (Óxido de Nitrógeno).

Para llegar a esta conclusión, Wazypark ha hecho un estudio con el objetivo de ver en qué medida el crowdparking ayuda a mejorar la calidad del aire en ciudad. Según distintitos estudios, los conductores tardan de media unos 20 minutos para encontrar aparcamiento. Si ponemos como ejemplo que un conductor mientras busca un sitio libre donde estacionar circula a una velocidad media de entre 20 y 30km/h recorrería en ese tiempo un total de 8’320km hasta que consigue aparcar. Si tenemos en cuenta que el límite máximo de emisiones de NOx estipulado en Europa son 80mg por kilómetro, esto supondría un total de 640mg de NOx emitidos a la atmósfera. Según datos de Wazypark, gracias al crowdparking el tiempo medio para aparcar se reduce hasta los 2’41” lo que supondría circular tan solo 1 km y 80mg de NOx emitidos al ambiente. Como conclusión, 560mg de NOx menos expulsados a los cielos de la ciudad al reducir el tiempo de búsqueda de sitio para estacionar.

El crowdparking es una iniciativa pionera a nivel mundial puesta en marcha por la app española Wazypark y no es más que la colaboración de los propios conductores que se avisan entre ellos cuando dejan un aparcamiento libre en la calle para que otros puedan beneficiarse. Esos avisos pueden verse en tiempo real en la aplicación. Según Carlos Rodríguez, director general de esta app: “esta práctica es muy beneficiosa para el medio ambiente ya no solo en Madrid sino en cualquier otra ciudad española o del mundo. Esto es porque los conductores pueden ver al instante dónde hay sitios libres para aparcar en la ciudad y dirigirse directamente a ellos sin tener que estar dando vueltas y vueltas, reduciendo así tiempo, consumo de combustible y como consecuencia menos emisiones de gases a la atmósfera.”

Plaza de España, Cuatro Caminos, Méndez Álvaro, Castellana y Plaza de Castilla son las zonas que más contaminación y problemas para aparcar concentran.

Asimismo, desde Wazypark han querido comprobar si en alguna manera las zonas con mayor contaminación podrían estar vinculadas con las que más problemas para aparcar concentran. Teniendo en cuenta los resultados arrojados por las 24 estaciones de medición de la contaminación atmosférica que hay en la ciudad de Madrid y que entre las 19h y las 23h se registran los niveles más elevados de polución, según los datos extraídos de la propia aplicación seis de esas estaciones coinciden con las zonas que concentran también los principales problemas para encontrar aparcamiento en ese tramo horario. En concreto estamos hablando de las estaciones de Plaza de España, Cuatro Caminos, Méndez Álvaro, Castellana y Plaza de Castilla que superaron en todos los casos los 200 miligramos de NO2 por metro cúbico permitidos y que a diario, según Wazypark, son las zonas que más problemas presentan a los conductores a la hora de aparcar su vehículo en la calle a última hora de la tarde, cuando la gran mayoría regresa a casa tras la jornada laboral. En conclusión, entre otros factores, los vehículos dando vueltas para encontrar aparcamiento agravan la contaminación.

El crowdparking sigue sumando adeptos

Según datos registrados por Wazypark, ya cuenta con más de 600.000 usuarios y a diario se están compartiendo una media de 50.000 sitios libres donde aparcar. Esta aplicación totalmente gratuita, además ha crecido en los últimos tres meses un 233% llevándola a situarse como la app más descargada en su categoría tanto en IOS como en Android por tercer mes consecutivo. “Queremos que los conductores sean conscientes de la importancia y lo fácil que es colaborar entre ellos avisándose de los sitios que van desocupando porque no solo se puede ahorrar estrés al volante, sino sobre todo se puede contribuir, gracias al crowdparking, crear ciudades más eficientes y con un aire mucho más limpio”, señala el responsable de la app.

Las causas emocionales que producen el desorden en casa

La pereza, la falta de tiempo o la dejadez son las principales razones por las que posponemos las tareas del hogar pero ¿qué emociones se esconden detrás del desorden? Desde www.clintu.es, plataforma que permite la contratación de servicios de limpieza online, han querido ir más allá y demostrar las causas emocionales que llevan a posponer las tareas del hogar o a acumular objetos en desuso como ropa, juguetes, revistas o catálogos, etc… Según el estudio realizado y apoyado por Clintu.es, el desorden no es una consecuencia 100% directa de dejadez o falta de tiempo si no que alberga algunas razones emocionales.

Según la plataforma de contratación de servicios de limpieza online existe una relación directa entre el estado de ánimo de una persona y el desorden en su casa:

Desorden nuevo: se refiere al desorden de cosas que se han usado recientemente y no se han devuelto a su sitio (ropa, juguetes, zapatos, etc…). Según un estudio y www.clintu.es significa “no estar enfocado en lo que realmente se debe hacer y tratar de realizar demasiadas cosas a la vez”. Desde la plataforma aconsejan “organizar de forma inmediata este tipo de desorden ayuda a centrarse y ser efectivo en la vida diaria”.

Desorden antiguo: objetos que se acumulan por desuso desde hace tiempo y se encuentran amontonados en el ático, garaje, armarios, papeles y revistas o ropa que ya no se usa. Desde www.clintu.es aseguran que hace referencia a “emociones pasadas que tienen mucha fuerza en el presente”.

Para evitar el desorden en casa y que repercuta en la vida diaria, www.clintu.es lanza 5 sencillos consejos para mantener el orden en el hogar:

  1. Deshacerse de los objetos más grandes en desuso, lo primero.
  2. Recoger todas las revistas, catálogos o periódicos en una bolsa o similar.
  3. Sacar del armario 10 prendas que no se hayan usado en el último año.
  4. Despejar las mesas (escritorio, de la cocina, del comedor, etc…)
  5. Devuelve todo lo que te hayan prestado y no uses.

Tras el estudio queda demostrado que el desorden en el hogar no es un síntoma de dejadez o pereza únicamente y que repercute en la vida diaria. Por ello, Álex Espel, fundador de www.clintu.es,  puntualiza “nuestra plataforma nació de la necesidad de facilitar la vida de nuestros usuarios con trabajadores del hogar de confianza. Por ello quisimos que la contratación tuviese la máxima flexibilidad horaria y así adaptarnos al cliente, lo que no nos esperábamos es poder mejorar científicamente la felicidad de los usuarios”. 

El 95% de los clientes no reserva hasta que lee los comentarios y opiniones sobre un establecimiento

Las nuevas tecnologías se han convertido en un elemento imprescindible para manejarnos en nuestro día a día y nos influyen en la manera en que tomamos nuestras decisiones, hasta el punto que nos ayudan, incluso, a formarnos una opinión para decidir si comprar en un establecimiento u otro. A pesar de que hasta ahora el precio sigue siendo todavía un elemento importante a la hora de comprar, cada vez damos más importancia a otros aspectos, como las recomendaciones y opiniones de otros clientes.

Y es que los usuarios de aplicaciones de ocio se fijan primero en los comentarios de otros clientes y después en el precio. El 95% no reserva hasta que lee las opiniones y valoraciones de otros clientes sobre el establecimiento. La app MYGON, (www.mygon.com), aprovecha las posibilidades que permiten las nuevas tecnologías y ofrece la opción de consultar las opiniones de otros clientes y dejar comentarios y opiniones sobre los servicios que se han utilizado. De este modo, la plataforma crea una comunidad dónde son los propios usuarios los que valoran y recomiendan los establecimientos según su experiencia en ellos. En el caso de los restaurantes, el 75% de los usuarios consulta las opiniones antes de decidir a qué restaurante ir y frecuentan menos aquellos que no tiene ninguna opinión.

Los comercios tienen cada vez más en cuenta estas valoraciones para mejorar sus servicios y conseguir un mayor número de clientes. Tanto es así que muchos establecimientos utilizan estas  valoraciones para fijar los precios de sus productos y servicios. MYGON se convierte por tanto en una herramienta eficaz que permite a los comercios adaptar sus servicios a las demandas de sus potenciales clientes e incrementar así el volumen de usuarios en las horas con menor demanda.

Manuel Lima, portavoz de MYGON, asegura que La preocupación de cualquier empresario ha sido siempre saber qué piensan sus clientes sobre su negocio. Nosotros les ayudamos a que conozcan mejor lo que piensa su público para que puedan mejorar su oferta de servicios e incrementar sus ventas”.

Estudios recientes demuestran que bajar las tarifas no maquilla el impacto de las críticas negativas, en cambio, las opiniones positivas basadas en la experiencia del consumidor aumentan las ventas. Desde MYGON apuntan que “No sirve de nada bajar los precios para cambiar una opinión negativa si el empresario no soluciona el problema. Los comentarios de los clientes influyen cada vez más en la toma de decisión de compra de un producto o servicio. Con precios similares, los clientes se deciden por los establecimientos con las valoraciones más altas”.

Según estudios del sector, para el año 2020 se espera que el key driver principal de compra por parte de los potenciales clientes dejará de ser únicamente el precio o las ofertas y pasará a ser la experiencia real de otros consumidores.