Los 5 artículos por los que más se estafa en la compra venta online entre particulares

Según varios estudios casi la mitad de los españoles han sufrido un intento de fraude, en la mayoría de los casos, llegando a ser estafados. A la hora de timar al e-shopper, hay diferentes formas; desde el vendedor falso hasta la copia de una web de compra venta de objetos que luego deja de existir, sin embargo existen algunas coincidencias en los objetos que utilizan para cometer el fraude. Desde Tripacto, único método de pago que permite comprar y vender con seguridad productos de segunda mano entre particulares incluyendo el transporte, advierten cuáles y por qué estos objetos son los más susceptibles de estafa:

  1. 1.       Vehículos: el timo por excelencia en la venta de vehículos online, es la venta de un coche que está en el extranjero. Para detectar este timo es muy frecuente que el vendedor conteste al primer contacto con un mensaje estándar que ya tiene escrito y que al demandar más información sea muy inexacto y no conteste a nuestras peticiones. Ante este tipo de transacciones hay que verificar al vendedor, “existen páginas en las que puedes valorar al vendedor y ver que calificación tiene”¸ explican desde Tripacto.  Y añaden “nunca hay que pagar por adelantado si no estamos seguros. Por ello recomendamos hacer una búsqueda exhaustiva por internet buscando referencias de la empresa que vaya a hacer la gestión”, finaliza Albert Buira, socio de Tripacto.
  1. 2.       Muebles: el material mobiliario da mucho juego a los timadores puesto que pueden jugar con las imágenes y fotografías para engañar al comprador y al tratarse, en muchas ocasiones, de cantidades de dinero más bajas (si lo comparamos con el punto anterior) el comprador suele fiarse para adelantar dinero. Para asegurarse del buen estado de este tipo de objetos y que no nos cuelen productos en mal estado, es imprescindible exigir la comprobación de éste antes de hacer cualquier tipo de transferencia.  Desde plataformas como Tripacto no se realiza la transferencia de dinero hasta que el comprador no ha comprobado que el objeto a adquirir está en buen estado.
  1. 3.       Artículos electrónicos: cámaras de fotografía, móviles, televisores u otros aparatos electrónicos tienen una gran desventaja a la hora de comprarlas online y es que cualquier tara posible no es visible en una imagen. Al igual que en el caso anterior es imprescindible la comprobación previa antes de pagar o hacer cualquier transferencia de dinero. Suele ser muy común que se pongan a la venta este tipo de objetos con fotografías engañosas o directamente objetos que no existen y, una vez, el comprador adelanta el dinero, el vendedor desaparece. “Es uno de los materiales más vendidos de forma online entre particulares, sin embargo, su delicadeza y elevado precio, en algunos casos, lo convierten en artículo susceptible de fraude”, comenta Buira.
  1. 4.       Accesorios de moda: tanto en el mundo offline como en el online el mercado negro y las falsificaciones están a la orden del día. La particularidad de la compra venta de estos accesorios: bolsos, pulseras, pendientes, ropa, fulares, etc… es que en la compra venta online entre particulares, lo exponen como productos de marca usados por los supuestos vendedores. En estos casos es importante verificar la procedencia de la web dónde lo hemos encontrado, la calificación del vendedor y buscar por internet referencias de éste o, en última instancia, hacer el pago por plataformas externas que garanticen no poner en riesgo tu dinero.
  1. 5.       Entradas para espectáculos: conciertos, festivales de verano o espectáculos, suelen presentarse como gangas de última hora en el que el tiempo apremia y los compradores se lanzan a adquirirlo y adelantar el dinero sin pensárselo dos veces por miedo a perderlo. Es típico que entre particulares se compren entradas porque a última hora no se ha podido asistir pero hay que tener cuidado porque precisamente esa compra de “última hora” nos puede llevar a cometer errores que en otras ocasiones no haríamos. “Es importante no dejarse llevar por la euforia de la supuesta ganga y comprobar bien todos los requisitos explicados en puntos anteriores, no hay que dejarse llevar por el impulso y estar seguros a la hora de adelantar el dinero”, explican desde Tripacto. 

Desde Tripacto advierten que los timos no siempre son de vendedor a comprador, también existen compradores falsos que adquieren el producto sin hacer ningún ingreso. Por ello esta plataforma garantiza tanto el cobro a los vendedores por el artículo vendido como no poner en riesgo el dinero del comprador sin comprobación previa del objeto a adquirir.

5 requisitos a tener en cuenta a la hora de elegir gafas para un niño

Los adultos acostumbrados a llevar gafas tienen más o menos claro qué les favorece y qué no, o qué necesitan o no a la hora de comprarse unas gafas. Sin embargo, cuando es el turno de los más pequeños de la casa necesitamos tener en cuenta algunas recomendaciones para elegir las adecuadas, sobre todo cuando es la primera vez que compran unas. Desde Lord Wilmore, marca española de gafas graduadas con distribución 100% online, acaban de lanzar su línea para niños “fruto de la petición de muchos de nuestros clientes que quieren unas gafas bonitas pero también asequibles para sus hijos, sobrinos o nietos”, explica Emilio Capela, su fundador.

En el caso de los niños, la necesidad de renovar las gafas es más elevada, puesto que están en edad de crecimiento y su graduación varía más rápidamente, de ahí la demanda que explican desde Lord Wilmore ante la necesidad de abaratar costes en las familias. Asimismo recomiendan tener en cuenta estos consejos a la hora de elegir las gafas adecuadas:

  1. 1.       A la moda: aunque parezca un requisito poco importante, sobre todo, en los niños que compran gafas por primera vez es muy importante que se sientan bien con ellas, que se vean a la moda y que no vean las gafas como un enemigo. En este caso, el factor psicológico juega un papel muy importante y hay que saberlo gestionar.  Generalmente, los niños suelen sentirse más cómodos con gafas cuando se les permite elegir sus propias montura, por ello, servicios como Lord Wilmore permiten “elegir entre 4 monturas sin compromiso de compra, de este modo, dejamos que el niño elija con tranquilidad desde casa y sin presión de ningún vendedor la montura con la que se sienta más cómodo”, explica Capela.
  1. 2.       Material de la montura: creemos que la silicona es lo mejor para las monturas de los más pequeños porque es más flexible y evita las roturas. En niños mayores de cinco años, Lord Wilmore recomienda las monturas de acetato, puesto que disimulan mejor el grosor de la lente y suelen ser más difíciles de romper que las monturas metálicas o de plástico inyectado.
  1. 3.       Comodidad: es uno de los requisitos más importantes para los niños, las gafas deben ser cómodas y lo menos rígidas posibles para que no les suponga una molestia llevarlas. Por ello recomiendan que tanto las varillas como las terminales, parte de la gafa que rodea la oreja, sean flexibles y ajustables.  En las varillas es recomendable que utilice bisagra con muelle para que no se rompan al ponerse y quitarse. “Nosotros recomendamos poner “stoppers” en las patillas, que abrazan la oreja del niño y hacen que las gafas no se caigan, en lugar de la típica cinta que les pasa por detrás de la cabeza que puede resultar más incómoda”¸ explica Emilio.
  1. 4.       Recambio: retomando el punto anterior y siendo conscientes de que los niños son menos cuidadosos con las gafas es muy recomendable tener un par de gafas por seguridad. En el caso de los niños que necesitan gafas de forma permanente, no es recomendable contar con únicamente un par de gafas porque pueden romperse jugando o realizando cualquier actividad, “si a nuestro hijo se le rompen los zapatos le ponemos otros enseguida, la idea con las gafas es poder hacer lo mismo y no tener que llevar al niño con las gafas pegadas con celo hasta que se haga unas nuevas” afirma Capela y añade “gracias a nuestros servicio online en todo España podemos incrementar las ventas y abaratar costes.  Haciendo más asequibles las gafas para que puedan tener unas de recambio”.
  1. 5.       Graduación: la graduación de los niños cambia con mucha frecuencia, por eso es relevante que tengan unas gafas acordes a su graduación en el momento y que se revisen la vista con frecuencia (idealmente cada año o siempre que el niño diga no ver bien). Acuda al oftalmólogo o a su óptica y asegúrese de que su hijo lleva las gafas bien graduadas. También es esencial que las lentes sean bisealdas y montadas por profesionales, para asegurar su correcto montaje. En el caso de Lord Wilmore trabajan con un laboratorio óptico con ópticos-optometristas titulados y colegiados para que sus gafas estén montadas con las máximas garantías.