Cómo aumentar la vida útil de la batería de tu móvil

La duración de las baterías de los teléfonos inteligentes es uno de los problemas más frecuentes que tienen los usuarios con sus dispositivos. Y no es de extrañar pues este elemento es el que menos avances tecnológicos ha experimentado con respecto a otros componentes de los teléfonos. “De hecho, la media de vida de una batería, se encuentra entre 300 y 500 ciclos de carga. Es decir, 18 meses o menos ya que si cargamos el teléfono más de una vez al día, posiblemente a los 6 u 8 meses podamos tener problemas de rendimiento”, señalan desde Librephonía, plataforma de venta de teléfonos reacondicionados.

Desde la compañía explican que los ciclos de carga son las veces que descargamos al 100% nuestros smartphones. En este sentido, desde Librephonía, señalan que “en las nuevas baterías de ion- Litio los ciclos de carga se contabilizan de forma modular. Es decir, si gastamos un 25% del 100%, cargamos el terminal al 100% y volvemos a gastar un 25%, el total del ciclo de carga es del 50% con lo que nos quedaría otro 50% del ciclo. De tal modo que un ciclo de carga se puede llevar acabo en varios días, lo que supone un pequeño avance ya que la carga por tramos hace que las baterías aguanten más el desgaste diario”.

Desde Librephonía anotan, además, que “las baterías deberían durar, aproximadamente, entre 3.000 y 4.000 ciclos. Sin embargo, no es habitual llegar a estas cifras porque a partir del 20% de uso de estos ciclos de carga suele verse afectado el rendimiento del teléfono, no solo en la duración de la batería si no, también, en la estabilidad del sistema del dispositivo. Por ejemplo, si la batería tiene que entregar 4 voltios para que el teléfono funcione correctamente y entrega 3.8 voltios, el teléfono comenzará a fallar con errores de reinicio, bloqueos, temperatura excesiva…

Así, y con el objetivo de mejorar el rendimiento de nuestras baterías, Librephonía, ha recogido seis recomendaciones y trucos que nos permitirán alargar su duración:

Carga el teléfono sin usarlo. El calor es excesivamente malo para la batería. Si cargamos el teléfono mientras lo usamos estamos forzando al dispositivo a hacer un uso cercano al 100%, lo que genera mucho calor interno que perjudica la batería. En este sentido, hay que recordar que los teléfonos no tienen elementos activos de ventilación como puede ser la refrigeración por ventilador o líquida, en el caso de los ordenadores, por lo que si a este calor interno le sumamos la funda de protección, el calor difícilmente podrá disiparse.

Utilizar cargadores certificados y de marcas fiables. Un cargador o cable que no cumpla los requerimientos de la marca del dispositivo puede alimentar con sobre voltaje la batería y acabar por deteriorarla antes de la cuenta.

Cerrar aplicaciones en segundo plano o desactivar funciones si no se utilizan frecuentemente. Las aplicaciones en segundo plano o las aplicaciones que quedan abiertas tras su uso y no se cierran automáticamente como redes sociales o juegos, aumentan el gasto de la batería. Por ello, debemos acostumbrarnos a cerrarlas tras su uso. También es recomendable desactivar funciones como el GPS o la conexión bluetooth.

Mantén la carga del dispositivo entre un 20% y un 80% del total. Actualmente, y exceptuando las baterías más viejas, está comprobado que mantener la carga de la batería entre un 20% y un 80% del total, mejora y alarga la vida de nuestras baterías.

Brillo de pantalla. Si queremos disfrutar de una o dos horas más de batería, podemos poner el brillo de la pantalla en automático. Además, se ha demostrado que los temas oscuros consumen mucha menos batería que los estándar con colores blancos y brillantes.

Reduce la actualización de tu correo electrónico. Por último, una de las funciones que más batería gasta es la de programar el teléfono para que continuamente esté buscando emails en los buzones de correo, ya que fuerza las conexiones de datos móviles. Por ello, es recomendable configurar nuestro correo para que la frecuencia de actualización sea cada 15, 30 o 60 minutos, o bien de forma manual, es decir, que cuando entremos en la aplicación se actualice.

En conclusión,  Librephonía recuerda que las funciones que más batería gastan son el WiFi, el GPS; la conexión bluetooth y NFC, la frecuencia de actualización de nuestras cuentas de correo y los datos móviles, aunque esta última es mejor tenerla siempre activada. Además, las aplicaciones que más energía consumen son las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter ya que constantemente están solicitando información para actualizar el contenido que muestran.

Seis razones por las que discutirás con tu pareja durante tus vacaciones

Se acerca diciembre y, con él, uno de los puentes más largos del año y varios días festivos que muchos aprovecharán para realizar alguna escapada en pareja. Un tiempo de ocio en el que, en ocasiones, también se generan momentos de tensión.

¿Pero cuáles son las razones por las que más discutimos con nuestra media naranja cuando viajamos? Musement, plataforma de reserva de actividades en destino, ha recogido a través de una encuesta, las principales causas por las que discuten las parejas españolas cuando pasan tiempo de ocio juntos.  Así que, presta atención a la siguiente lista, si quieres pasar el tiempo que te queda de vacaciones de la mejor manera posible y evitar las caras largas.

1. Decidir qué hacer. Ponerse de acuerdo sobre cómo y qué se hará en las vacaciones es la principal causa por la que discuten las parejas que viajan juntas. Al parecer, para el 16.7% de los consultados por Musement, ninguna cuestión supera el conflicto de decidir cómo rellenar el tiempo durante nuestros días libres.

2. No desconectar del trabajo. Tenemos unos días libres y hemos aprovechado para pasar ese tiempo de ocio con nuestra pareja. Sin embargo, durante la escapada respondemos correos electrónicos y atendemos llamadas del trabajo. Una situación que se ha convertido en habitual para algunas parejas y que conlleva, irremediablemente, una discusión para el 13.8% de ellas.

3. Perderse. Otra de las causas que genera más conflictos entre las parejas españolas es perderse. Así, el 12% de los españoles asegura que discute con sus parejas cuando no saben dónde están o cómo llegar al lugar que desean durante sus vacaciones.

4. Hacer la maleta. El 7.8% de los encuestados discute con su pareja a la hora de hacer la maleta. No sabemos si en esta razón influye que cada vez sean más pequeñas las maletas que nos permiten subir a los aviones o que hay personas que desean llevar demasiadas cosas en su equipaje. En cualquier caso, la hora de hacer la maleta es para muchas parejas sinónimo de discusión.

5. ¿Dónde comemos?, es una de las preguntas más habituales cuando viajamos y, también, una de las que más problemas genera. Por lo menos, así lo es para el 7.2% de los españoles, que afirman que con solo plantearse esta cuestión ya se inicia una discusión. Quizás, tenga algo que ver que, según datos de Musement, el 56% de los españoles, cuando viaja, se gasta la mayor parte del dinero en restaurantes, por lo que la elección parecer ser bastante importante.

6. El dinero. No podía faltar en esta lista el dinero, una de las causas más habituales en cualquier discusión ya sea de pareja, de familia, de amigos o de trabajo. Así, el 61.8% de los encuestados afirma que, durante sus últimas vacaciones, se gastó más dinero del que tenía planeado por lo que no es de extrañar que sea una de las causas por las que discuten el 6.8% de las parejas españolas.