Archivo de la etiqueta: Ahorro Energético

¿Cuáles son los smartphones más ecológicos del mercado?

El constante desarrollo de la tecnología y del mercado del Smartphone han ido acortando, con el paso de los años, la vida útil de los terminales. Por este motivo, en los últimos tiempos, están surgiendo alternativas ecológicas que fomentan el consumo responsable y luchan contra la obsolescencia programada de estos dispositivos.

Según un informe de Juniper Research, se calcula que en 2017 se venderán casi 400 millones de smartphones y dispositivos ecológicos en todo el mundo, casi un 30% de todos los teléfonos inteligentes que se vendieron el año pasado a nivel global.

Las razones principales que explican el auge de estos dispositivos son, el bajo coste medioambiental a la hora de fabricarlos, el uso eficiente de recursos y materiales reutilizables y el ahorro que supone para el consumidor en comparación con el precio los dispositivos tradicionales.

Nuestro objetivo es dar a conocer este tipo de dispositivos sostenibles y concienciar a la gente de la importancia de hacer un consumo responsable de la tecnología, para reducir los niveles de residuos electrónicos” señala Alexander Thomas, Portavoz de Back Market, la primera plataforma online de productos tecnológicos reacondicionados en España, que ha hecho un análisis de los dispositivos, componentes, e iniciativas más ecológicas que ofrece el mercado del Smartphone.

Para ello, la plataforma ha tenido en cuenta aspectos como, los componentes con los que se fabrican los terminales, la vida útil del aparato, o cuestiones éticas como el origen de los materiales con los que se producen estos dispositivos.

  • Smartphone modular: Este dispositivo está llamado a revolucionar el mercado del Smartphone, por lo que la mayoría de fabricantes se han puesto manos a la obra para sacar su modelo al mercado lo antes posible. Como indica su propio nombre, se trata de un teléfono fabricado a partir de diferentes módulos que se pueden sustituir de manera independiente en caso de que alguno falle, con el objetivo de alargar la vida útil del teléfono.
  • Smartphone solar: El gigante tecnológico Samsung ya ha presentado el primer modelo de este dispositivo ecológico, que funciona con energía solar y está fabricado íntegramente con materiales reciclados.
  • Fairphone: Este fue uno de los primeros smartphones ecológicos del mercado, fabricado a partir de materiales totalmente reutilizables y que ocasionan el menor perjuicio posible al medioambiente. Además, busca concienciar a la sociedad sobre la importancia de la producción ética de los terminales, evitando utilizar minerales que pueden financiar conflictos. La segunda versión de este dispositivo tiene una estructura modular y ya está en el mercado.
  • O2 Recycle: Lo que más llama la atención de este terminal es su carcasa hecha de hierba natural. Todo el Smartphone está fabricado a partir de piezas de teléfonos antiguos que se han reutilizado y basura reciclada para algunas partes del dispositivo.
  • Batería infinita: Aunque todavía está en fase de investigación, este proyecto del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en colaboración con Samsung, tiene como objetivo alargar la vida útil de la batería del Smartphone y aumentar el rendimiento energético de los dispositivos. Además, al alterar uno de los tres componentes básicos de las baterías (convierte los electrolitos líquidos en sólidos), se elimina el riesgo de incendio o explosión del aparato.

La nueva tarifa de la luz por horas ahorra 33€ a los hogares en sus primeros seis meses

El pasado 1 de octubre de 2015 entró en vigor la nueva tarifa de la luz por horas, ideada por el Gobierno, con el objetivo de que los usuarios pagaran el precio de la luz más justo posible. Ahora, seis meses después de su puesta en marcha, ya se puede hacer un primer balance de cómo ha incidido esta nueva tarificación horaria en los hogares. Según un estudio realizado por Mirubee, app para ahorrar y controlar en tiempo real el consumo eléctrico de la vivienda, la nueva facturación de la luz por horas ha beneficiado a los consumidores permitiéndoles ahorrar una media de 33€ por hogar en total en el período transcurrido entre octubre de 2015 y marzo de este año.

Para llegar a esta conclusión, desde Mirubee han analizado el consumo generado en estos primeros seis meses de vida de la nueva tarifa en algo más de 500 hogares que hacen uso de la aplicación.

De los datos obtenidos a través de la aplicación, en este estudio se ha podido observar que cada hogar ha consumido una media de 286kWh mensuales. Si tenemos en cuenta que en ese período, que va de octubre del pasado año a marzo, el precio medio del kWh fue de 0,135€, se llega a la conclusión de que los hogares pagaron de media 38,61€ al mes en términos de energía consumida con la nueva factura por horas (sin contar el término de potencia contratada).

Para saber si este nuevo sistema tarifario está beneficiando o no a los hogares, desde Mirubee aplicaron a ese consumo los 0,1543€ que corresponden al coste constante que había a fecha de abril de 2015, antes de la nueva facturación, y así comprobaron que el coste de la energía consumida que habrían tenido que pagar esas viviendas hubiera sido de 44,12€ mensuales, es decir, 5,51 euros más cada mes que con la actual tarifa por horas.

“De esta manera podemos observar que los hogares españoles están ahorrando unos 5,51€ mensuales gracias a esta nueva forma de facturar según el precio que tiene la energía cada hora. Esto supone que desde la entrada en vigor de este sistema hace seis meses el ahorro medio de cada hogar ya ha sido de 33€”, señala Álex Barberá, director general y socio fundador de Mirubee. Además, comenta que “este ahorro puede ser debido a que gran parte de los consumidores están fuera de casa en los tramos horarios en los que la energía es más cara y no tanto porque hayan cambiado o trasladado sus hábitos de consumo a las horas más baratas.”

Algunos consejos para seguir ahorrando:

–          Consumir en las horas más baratas: los tramos horarios en los que el precio de la electricidad es más barato se concentran entre las 24h y las 6h, también entre las 16h y las 18h, los sábados por la tarde y los domingos. Desplazar a las horas más baratas, mediante programadores, el consumo de los electrodomésticos de uso ocasional, como por ejemplo la lavadora o el lavavajillas, usar el horno para los fines de semana, entre otros, puede reducir algunos céntimos la factura. No es mucho, pero cada céntimo cuenta.

–          Acaba con el Stand-by: Los aparatos en modo espera o con el piloto rojo encendido en ocasiones llegan a suponer hasta un 20% más en la factura de la luz han comprobado desde Mirubee. Es importante adquirir el hábito y concienciarse de apagar por completo todos esos electrodomésticos. Una buena opción es aprovechar las regletas con interruptor incorporado pues permite desconectar todos los aparatos a la vez sin necesidad de desenchufar.

–          Disminuir los kW de potencia contratada: Según datos extraídos de Mirubee, dos de cada 10 hogares tiene más potencia contratada de la que necesita. Si cada uno de esos hogares bajara su potencia al menos 1,1kW, esto supondría un ahorro de algo más de 58 euros al año. Bajar la potencia es un gesto tan simple como llamar por teléfono a su compañía eléctrica y solicitar una reducción de potencia. Esto ayudará a disminuir la factura mensual.

Consejos para ahorrar luz en el hogar si te vas en Semana Santa

Conseguir ahorrar en la factura de la luz puede llegar a ser toda una odisea. Incluso en períodos vacacionales que no hay nadie en casa, la vivienda puede seguir consumiendo electricidad sin prácticamente haber hecho uso de los electrodomésticos, lo que lo convertiría en energía desaprovechada. Ahora, con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, es buen momento para poner en práctica algunas medidas para ahorrar en la factura de este mes. Según expertos de Mirubee, app que permite al usuario ahorrar y controlar en tiempo real el consumo eléctrico del hogar,  “hay muchos gestos que podemos llevar a cabo de manera rápida y sencilla que nos permitirán dejar a la vivienda ahorrando luz mientras no hay nadie en ella.”

A pesar de que un hogar permanezca cerrado porque la familia se haya ido de vacaciones, al final de mes las cuantías a pagar siguen siendo considerables. Esto es porque por un lado hay una parte fija de la factura que corresponde a la potencia contratada y que siempre hay que pagar independientemente de si se ha hecho uso de la energía o no. Por otro lado está la parte variable y que corresponde a la energía consumida, es sobre ésta dónde podemos actuar para que en esos días en los que no haya nadie en casa podamos reducir la factura a final de mes.

Según datos de Mirubee, tras analizar el consumo energético de algo más de 400 hogares cerrados en períodos vacacionales, el 80% de la electricidad consumida corresponde a los dispositivos en Stand-by y la nevera, llegando en algunos casos al 100%. Prestar especial atención a estos aparatos ahora que en Semana Santa la vivienda permanecerá varios días cerrada y llevar a cabo algunas medidas, ayudará a ahorrar algunos euros en electricidad. Para ello, desde Mirubee proponen los siguientes consejos:

  • Apagar o desconectar todos los dispositivos en stand-by: Uno de los principales gastos innecesarios que se cometen en la mayoría de las viviendas pertenece al consumo de aparatos en stand-by. Estos dispositivos en modo espera suponen un 20% del total de la energía consumida de todo el año, alrededor de unos 68,64€, según datos de Mirubee. Este consumo silencioso podría evitarse desconectando por completo todos los aparatos con función Stand-by, pues no vale solo con apagarlos desde el mando. “Es importante saber que los aparatos en modo espera no son solo los del piloto rojo sino que también hay otros muchos dispositivos, como el aire acondicionado, que si están enchufados, aunque no se usen, consumen electricidad”, advierten desde Mirubee.
  • Desconectar la nevera o ponerla en la posición de menos frío posible: La nevera, por otro lado, es uno de los aparatos eléctricos que mayor consumo producen. Al estar siempre conectada y no poder apagarse durante largos períodos de tiempo, supone un gasto considerable. Si la ausencia se va a prolongar más de tres días, desde Mirubee aconsejan vaciarla por completo y desconectarla, dejando la puerta abierta para evitar malos olores y la aparición de moho, de esta manera su consumo será cero. Pero en ocasiones, vaciar la nevera resulta imposible. En este caso se aconseja poner el termostato en la posición de menos frío posible. Así, cada grado que se suba permitirá ahorrar alrededor de un 6% de energía.
  • Apagar el termo eléctrico: Es cierto que no todas las viviendas poseen un termo eléctrico para controlar la temperatura del agua, sin embargo en aquellos hogares en los que sí se utilizan, el ahorro podría ser aún mayor. De nada vale tener el termo conectado a la red eléctrica para mantener caliente un agua que no vamos a utilizar, así que la mejor opción es desconectarlo. Generalmente el consumo que produce este dispositivo corresponde a un 25% del consumo total, por lo que apagándolo durante las vacaciones, la cuantía de ahorro a alcanzar puede ser considerable.

Desactivar el cuadro eléctrico: Por último, y en caso de que quisiésemos que nuestro ahorro fuese total, la mejor opción sería apagar los plomos antes de irnos de casa.  Cortando la corriente de todos los subcircuitos que se pueda, evitaremos el consumo de electricidad de cualquier otro aparato que esté enchufado. De esta forma podríamos conseguir un ahorro añadido del 10% respecto al consumo en caso de no bajarlos.

Dos de cada diez hogares españoles tiene contratada más potencia de la necesaria en su tarifa de la luz

Si hay algo que hace temblar a las familias españolas a final del mes, eso es la factura de la luz. Y es que, ahorrar en este sector no es nada fácil. Uno de los hándicap a resolver es la contratación de la potencia necesaria. Según un estudio realizado por Mirubee, app española que permite ahorrar y controlar en tiempo real el consumo de electricidad en la vivienda gracias a un medidor inteligente instalado en el cuadro eléctrico, 2 de cada 10 hogares españoles tiene contratada una potencia mayor de la que utiliza.

Para llegar a esta conclusión, la aplicación ha analizado el uso y la potencia contratada en más de 400 hogares españoles. Los resultados han sido abrumadores, según señalan los responsables de Mirubee, “pudimos comprobar que el 20% de los hogares tiene una potencia inadecuada, en ocasiones muy superior a la necesaria, que incrementa considerablemente la factura de la luz.”

Según los datos arrojados del estudio, ese porcentaje de hogares con más potencia contratada de la necesaria podrían bajarla al menos 1,1kW (un escalón de potencia), salvo algunos casos que la reducción podría ser superior. Esa disminución de potencia supondría un ahorro aproximado de unos 4,83 euros mensuales, lo que equivaldría a unos 52,82 euros al año. “Se trata de un ahorro que conseguiríamos de manera inmediata en nuestra factura con una simple llamada a la compañía eléctrica y sin necesidad de cambiar nuestros hábitos de consumo”, indica Álex Barberá, director general de Mirubee.

Si aplicamos estos datos a los 18.303.100 de hogares que hay en España según el INE, tendríamos como resultado que más de 3,6 millones de familias en nuestro país tendrían una contratación de potencia eléctrica inadecuada a su consumo. Si tenemos en cuenta que cada uno de esos hogares afectados podría bajar su potencia contratada, al menos, 1,1kW y que esto supondría un ahorro por hogar de 4,83€ al mes, estaríamos hablando de más de 17,3 millones de euros mensuales de ahorro total en nuestro país si las familias adaptaran la potencia contratada a su consumo real.

Según Barberá, “el mayor problema de esta situación es el desconocimiento de las familias ya que en la factura nadie nos dice cuál es la mejor potencia para nuestro hogar. Además, siempre hay un cierto miedo a que tras rebajar la potencia contratada nos salte la luz demasiado a menudo.” Prueba de ello, es que en uno de los hogares analizados en este estudio tenían una potencia contratada de 10,35 kW y solo llegaban a consumir picos esporádicos de 4,8 kW. Es decir, pagaban más del doble de la potencia que utilizaban. “En este caso, la recomendación que haríamos desde mirubee es que bajara su potencia hasta los 4,6 kW, así podrían reducir su factura unos 25€ mensuales”, señala el responsable de Mirubee.

En la actualidad, la única forma de saber cuál es el consumo real y si tenemos exceso de potencia contratada es instalando un dispositivo medidor eléctrico en el hogar que registre el consumo en cada instante, ya que las compañías eléctricas no dan esta información en sus facturas y los simuladores energéticos que ponen a disposición de sus clientes en sus webs no son realmente eficaces.

Actualmente en el mercado existen soluciones como la de Mirubee. Se trata de una startup española que ha diseñado un medidor eléctrico que se instala en el cuadro eléctrico del hogar y es capaz de analizar el consumo energético de cada electrodoméstico por separado. A medida que el dispositivo va recopilando esos datos los va enviando vía wifi a la app de Mirubee desde donde el usuario puede comprobar en tiempo real el consumo de su hogar desde cualquier lugar.

De esta manera, Mirubee permite al usuario llevar un control exhaustivo de cómo se consume en su vivienda en términos de kW consumidos y también en euros, qué electrodomésticos son los que más energía gastan, cuál es la potencia que realmente necesita en su domicilio y le va dando consejos de ahorro para así reducir su factura de manera eficiente. El dispositivo medidor puede adquirirse en la tienda online de Mirubee por 119,50€ y la app es totalmente gratuita.  “Nuestro objetivo es dar luz a la factura eléctrica y hacer entender al usuario cómo está gastando para tomar medidas que impliquen un ahorro que con Mirubee se traduce en un 15% menos en la factura” explica Barberá.

La nueva app de Mirubee permite entrenar electrodomésticos para ahorrar más en la factura de la luz

Los pequeños electrodomésticos que usamos a diario como la cafetera eléctrica o aparatos como el secador de pelo, entre otros, ayudan a incrementar la factura de la luz de los hogares. Ahora gracias a Mirubee, la app para controlar en tiempo real el consumo eléctrico del hogar y ahorrar en la factura, podemos saber cómo y cuánto consumen estos dispositivos. La aplicación lanza “el entrenador manual de electrodomésticos”. Se trata de una nueva funcionalidad que permite al usuario entrenar manualmente pequeños aparatos conectados a la red eléctrica de la vivienda y así comprobar mediante gráficas en la app cuanta energía consumen y cuál es el gasto que representa en el total de energía consumida en una vivienda.

“Con Mirubee lo que queremos es aportar más transparencia a la factura de la luz. Nuestro objetivo es ayudar al consumidor a entender su factura y saber en todo momento en qué está gastando energía, pues a mayor conocimiento de cómo gastamos, más podemos ahorrar y ese ahorro con Mirubee se puede traducir en un 15% de la factura, lo que supone unos 100€ al año”, señala Álex Barberá, CEO de Mirubee.

Hasta ahora, Mirubee era capaz de analizar la señal emitida por grandes aparatos como la nevera, la lavadora, la secadora, el lavaplatos, la vitrocerámica, el horno, el termo y el standby de los dispositivos mientras que el consumo generado por el resto de aparatos más pequeños los agrupaba en una misma categoría. Ahora con el entrenador manual el usuario puede monitorizar también por separado el consumo de dispositivos como la tostadora, el secador de pelo, el aspirador, la plancha o los calefactores eléctricos, entre otros. Según Barberá, “muchos de estos aparatos, aunque sean ‘pequeños’, tienen un consumo muy relevante y conviene tenerlos bajo control.”

Con esta nueva funcionalidad, al encender el aparato que se desea entrenar, Mirubee analiza y estudia la señal de consumo que emite, creando un patrón que le permita identificar el aparato cada vez que se encienda. De esta manera, el usuario podrá comprobar por separado, tal y como venía haciendo con los grandes electrodomésticos, cuánto gasta en kWh y en euros esos pequeños aparatos y así corregir también sus hábitos de uso para adelgazar la factura de la luz.

Mirubee es una plataforma que permite saber cómo consumimos energía en el hogar gracias a un medidor eléctrico que han desarrollado y que se conecta al cuadro de electricidad de la vivienda. Este dispositivo equipado con tecnología ‘made in Spain’ es capaz de analizar el consumo por separado de cada electrodoméstico y todos esos datos que registra los envía vía Wifi a la aplicación móvil de Mirubee. En ella, el usuario puede ver esté donde esté y sea cuando sea una radiografía de su hogar, con gráficas de cuánto consume cada aparato de manera individual y agrupada en términos de kWh y en euros, consejos de ahorro personalizado, etc.

Para poder utilizar Mirubee y comenzar a ahorrar en la factura de la luz, el usuario tan solo tiene que comprar el medidor eléctrico Mirubox, que puede adquirirse por 119,50€ en www.mirubee.com. La instalación del dispositivo en el cuadro eléctrico del hogar es muy sencilla y la puede hacer el propio usuario. Una vez instalado, solo tiene que descargarse de manera gratuita la app Mirubee disponible para iOS y Android y empezará a recibir los primeros resultados.

Poner el lavavajillas de madrugada solo te ahorra 3 céntimos con la nueva tarifa de la luz por horas

El pasado 1 de julio entró en vigor la nueva tarifa de la luz por horas con la que el usuario puede adaptar su consumo de energía a aquellas horas más baratas y tratar de reducir así su factura a final de mes. Pero conseguir ahorrar no es nada sencillo, ya que para ello habría que trasladar algunos hábitos a la madrugada, momento en el que se registran los precios más bajos y aun así el ahorro sería anecdótico. Según un estudio realizado por Mirubee, la app que gracias a un dispositivo conectado al cuadro eléctrico del hogar permite controlar en tiempo real el consumo energético de la vivienda, poner de madrugada un lavavajillas en la hora más barata tan solo supondría unos 3 céntimos  de ahorro por cada uso (respecto a ponerlo en la hora más cara).

Para llegar a esta conclusión, teniendo en cuenta que la nueva tarificación horaria cambia diariamente, Mirubee ha analizado las variaciones de precios producidas durante los meses de septiembre y octubre obteniendo los siguientes gráficos que representan el promedio del precio por kWh en este período y que puede servir como orientación para entender mejor el comportamiento de la subida y bajada de precios y cuáles son las horas más económicas.

Como observamos, la electricidad ha resultado más barata durante la noche, entre las 24h y las 6h y también entre las 16 y 18h de la tarde. Sin embargo, el momento más caro coincide con el pico de consumo entre las 20 y las 23h, siendo el máximo alcanzado a las 21h. Aun así, la variación diaria en el precio es pequeña, siendo el más bajo una media de 0,138€/kWh y 0,165€/kWh el más alto, una diferencia que no llega a los 3 céntimos.

 

Asimismo, también hay días que son más baratos que otros, como se puede comprobar en el siguiente gráfico. Ese es el caso del domingo que suele ser el día con el precio más bajo (la media rondó los 0,139€/kWh) mientras que el viernes suele registrar el coste más alto (0,155€/kWh de media). En general, el precio promedio pagado en septiembre y octubre con la nueva tarifa de la luz por horas ha sido de 0,149€/kWh.

 Según Álex Barberá, director general y socio fundador de Mirubee, “el tramo horario más barato se concentra cuando la persona o no está en casa o está durmiendo. Por este motivo, la imposibilidad de trasladar ciertos usos de electrodomésticos a esas horas es un problema. Si añadimos el esfuerzo que supondría informarse de la previsión diaria de los precios por hora y desplazar a los momentos con el precio más bajo usos como la lavadora o el lavavajillas probablemente no nos compense por el mínimo ahorro que se obtendría.”

Para ver a cuánto asciende el ahorro de ese consumo desplazable, Mirubee ha analizado electrodomésticos como el lavavajillas, la lavadora o la secadora. De esta manera, se comprobó que  poner el lavavajillas en la hora más barata, con un consumo de 1,08kWh en cada uso implicaría tan solo un ahorro de poco más de 3 céntimos (0,0325€). Si ponemos como ejemplo un hogar en el que se realizan 16 lavados al mes (cuatro a la semana), esto supondría un ahorro de 52 céntimos al mes o lo que es lo mismo 6,24€ al año. En el caso de la lavadora sería un ahorro similar al del lavavajillas. En cuanto a la secadora, que es un gran consumidor, el ahorro sería de unos 10 céntimos por uso.

La aplicación de Mirubee hace un poco más sencillo todo ese proceso. La propuesta de esta startup española es un dispositivo, que se conecta al cuadro eléctrico del hogar, capaz de analizar el consumo por separado de cada electrodoméstico y vía Wifi envía toda esa información a la app de Mirubee. Desde ésta el usuario puede ver y controlar el consumo energético de su vivienda y el de cada aparato en tiempo real, tanto en kWh consumidos como en euros y además le va dando consejos personalizados de ahorro como reducir la potencia contratada, cambios en sus hábitos de consumo, perseguir el standby o si lo que le compensa es pasarse a una tarifa de discriminación horaria. “Así, la app aprende y es capaz de dar consejos adaptados a cada caso. Si se hace caso de ellos se puede ahorrar hasta un 15% en la factura a final de mes, unos 10€ mensuales que equivale a 120€ al año”, señala.

Los hogares españoles ahorrarían 1.256 millones de euros al año en su factura de la luz desconectando los aparatos en standby

Muchos son los dispositivos que intervienen en el consumo energético del hogar.  Pero a veces no nos damos cuenta que, además del horno o la lavadora, dentro de ese consumo intervienen otros aparatos que de manera silenciosa también están generando un importante gasto de energía. Estos son los dispositivos en standby como la televisión, la impresora o incluso el aire acondicionado, pero si los controlamos a tiempo podríamos generar un importante ahorro a la economía familiar. Según un estudio realizado por Mirubee, app que permite controlar y reducir en tiempo real el consumo energético de la vivienda, los hogares españoles podrían ahorrar más de 1.256 millones de euros al año en su factura de la luz desconectando todos aquellos aparatos que están en estado de standby.

Para llegar a esta conclusión, Mirubee ha analizado el consumo y comportamiento energético de más de 300 hogares de toda España. Gracias a esta app el usuario puede ver por separado lo que consume cada electrodoméstico y aplicar los consejos que el sistema le da para ahorrar en electricidad. “Como resultado de ese estudio pudimos comprobar que el gasto que generan los dispositivos en modo standby representa un 20% del consumo total de energía de la vivienda”, señalan los responsables de la aplicación.

Según los datos obtenidos, estos aparatos en modo espera suponen a un hogar un consumo medio de 38,10kWh al mes. Teniendo en cuenta que la media del kWh ronda los 0,15€, estaríamos hablando de unos 5,72€ mensuales, lo que supondría un gasto total de 68,64€ anuales que cada vivienda tiene que pagar por esa ‘fuga silenciosa’ de electricidad. Si este dato lo aplicamos a los 18.303.100 de hogares que hay en España según el INE, cada año las familias españolas tiran por la borda unos 1.256.324.784€ en energía desaprovechada.

Desde Mirubee indican que “es importante saber que los aparatos en stand-by no son solo los del piloto rojo sino que también hay otros muchos dispositivos que si están enchufados, aunque no se usen, también consumen electricidad.” Como ejemplo, aquellos hogares con aire acondicionado tienen que saber que éste es el dispositivo que mayor consumo provoca en su modo espera. Al mes estos equipos en standby pueden llegar a consumir unos 21,6kWh que equivale a unos 3,24€ mensuales o lo que es lo mismo un derroche de unos 38,88€ al año provocado por un aparato que no ha sido utilizado. Pero al aire acondicionado le siguen otros aparatos como el disco duro multimedia con un consumo anual en standby de 19,44€ y la impresora o las televisiones CRT que alcanzan los 10,37€ y 8€ al año respectivamente, entre otros.

Desde Mirubee comentan que “para evitar este despilfarro innecesario hay que identificar muy bien cuáles son los electrodomésticos que están ocasionando esta fuga de energía y de esta manera comenzar a desarrollar una estrategia racional para acabar con ese derroche energético”. Para ello plantean una serie de consejos para erradicar el consumo silencioso de los aparatos en standby:

Televisores, reproductores de dvd, equipos de música o de cine en casa o el router, entre otros son los más habituales en este modelo de consumo en reposo. Desenchufar todo lo que no sea necesario o incluir todos los aparatos electrónicos en una regleta para apagarlos conjuntamente, de esta manera no recibirán electricidad y por tanto su consumo será igual a cero.

  • Algunos equipos de aire acondicionado se mantienen en espera consumiendo electricidad incluso en invierno cuando no se están utilizando. Si en el cuadro eléctrico hay un circuito dedicado únicamente a este aparato, la mejor opción es desconectarlo fuera de las épocas más calurosas.
  • Los ordenadores son otros de los puntos de fuga habituales, en ocasiones no se apagan correctamente y se quedan desatendidos consumiendo energía. Configurarlo para que entre en modo energético después de unos minutos sin usar reducirá el consumo en la factura.

Los hogares cerrados por vacaciones gastaron una media de 31€ de luz en agosto

La factura de la luz es, entre otros, uno de los principales quebraderos de cabeza de las familias españolas. Según datos de FACUA,  la factura de la luz ha subido un 76% desde 2005. Pero, ¿qué pasa cuando toda una familia se va de vacaciones y el hogar permanece todo un mes cerrado? Que a final de ese mes seguimos haciendo frente a la factura de la luz y a pesar de no haber hecho prácticamente uso de la energía eléctrica, se siguen pagando cuantías considerables.

Según un estudio realizado por Mirubee, la app que permite a los usuarios controlar desde cualquier dispositivo el gasto energético diario de cada electrodoméstico en la vivienda y ahorrar en la factura de luz, los hogares españoles cerrados por vacaciones gastaron una media de 31,25€ de luz en agosto (impuestos incluidos). Si lo desglosamos, en torno al 60% de la factura, unos 18,86€ se pagaron de media en concepto de potencia contratada (aunque no se haya usado ni un Vatio o se corte la corriente al salir) y el 40% restante, unos 12,39€ en energía consumida o, mejor dicho, desperdiciada, ya que al no haber personas en casa no debería haber consumo o éste debería ser cercano a cero.

Para realizar este estudio, Mirubee ha analizado un centenar de hogares españoles que hacen uso de la plataforma y que en agosto permanecieron cerrados con motivo de las vacaciones familiares. De este análisis, se ha podido comprobar que la potencia media contratada es de 4,13KW y que durante el período de vacaciones el consumo energético medio fue de 2,52KWh. Una cifra muy inferior a los 8,82KWh que se suelen consumir de media en períodos no vacacionales, pero que sigue siendo elevada teniendo en cuenta que no hay nadie en casa.

Según los expertos de Mirubee, este alto consumo en vacaciones se encuentra en la nevera y en los aparatos en stand-by. Tal es así que, tras analizar estos hogares cerrados, se ha comprobado que un 80% del total de energía consumida correspondía a la nevera y a los dispositivos en modo espera, llegando en algunos casos a representar el 100% del consumo. Mientras que en temporadas no vacacionales el consumo de los mismos suele representar en torno al 30% del total.

Y es que el gasto generado por la nevera es tan importante, pues está siempre conectada, como el consumo de los aparatos en stand-by. Este último va más allá de los televisores u ordenadores, pues también consumen electricidad, aunque no se usen, los equipos de aire acondicionado, los transformadores que alimentan los focos halógenos y, en general, muchos de los aparatos que están siempre enchufados aunque no tengan un piloto rojo.

Según los responsables de Mirubee, “es importante concienciarse y adquirir una serie de hábitos para evitar así gasto innecesario y reducir de manera considerable la factura de la luz en esos momentos en los que hacemos una escapada o nos ausentamos unos días del hogar”. Para ello, plantean dos recomendaciones muy prácticas:

–          Desconectar la nevera o poner el termostato en la posición de menos frío posible.

–          En el cuadro eléctrico, cortar la corriente de todos los subcircuitos que se pueda, manteniendo conectados sólo los indispensables como pudiera ser el de la nevera. De esta manera evitamos el consumo de electricidad de cualquier otro aparato que esté enchufado, aunque esté apagado.