Archivo de la etiqueta: Alquiler vivienda

Los tres elementos que aportan más valor a una vivienda en alquiler

La demanda de viviendas en alquiler se ha disparado durante los últimos meses y, con ella, los precios. Una situación ante la que se habla de una posible ‘burbuja del alquiler’ ya que la escasa oferta y la elevada demanda ha permitido a los propietarios incrementar los precios de sus viviendas.

Sin embargo, desde Uniplaces.es, señalan que “aunque la demanda es, hoy en día, el principal condicionante del precio de los inmuebles existen otros elementos que deben ser tenidos en cuenta por los propietarios a la hora de valorar y poner precio a sus alojamientos en alquiler”.

Así, desde la compañía, recogen tres factores fundamentales para valorar una vivienda de la manera adecuada, independientemente de la demanda que exista en cada momento en el sector inmobiliario.

El primer factor que debe tener en cuenta un propietario que quiere poner precio al alquiler de su vivienda es la ubicación. La localización del inmueble es determinante pues las viviendas situadas en el centro de las ciudades son las que más valor tienen. No obstante, existe también otra ubicación que debe valorarse debido al elevado interés que genera: las viviendas en primera línea de playa, sobre todo, en época de verano.

Desde la compañía calculan que la localización de la vivienda puede llegar a suponer hasta el 40% del precio de alquiler del inmueble, “pues muchos inquilinos buscan alojamientos céntricos, independientemente del estado en el que estén”, señala Mariano Kostelec, co fundador y CEO de Uniplaces en España.

Es más, según una encuesta de la compañía, la proximidad con un medio de transporte es para el 50% de los consultados la característica que más valor aporta a una casa. En este sentido, las viviendas más céntricas están mejor comunicadas, tanto por transporte público como por carreteras.

El segundo de los factores que aporta más valor a una vivienda es su altura, aunque en este caso todo dependerá de si el inmueble se encuentra en un edificio con ascensor. Es decir, si se dispone de ascensor, los pisos más altos suben de valor. En cambio, si el edificio carece de ascensor, las viviendas de menos altura son las que incrementan su precio.

Así, esta característica puede suponer en torno al 20% y el 25% del precio que se le adjudica a la vivienda en alquiler.

El último de los elementos que se deben valorar a la hora de poner precio a una vivienda en alquiler es su distribución. El tamaño es relevante pero, lo es más que las estancias estén bien organizadas en el inmueble. Un ejemplo, según Uniplaces, el 32% de los inquilinos considera que la proporción que debe mantener la vivienda es disponer de, como mínimo, un baño por cada tres habitaciones.

Este condicionante supone entre un 10% y un 15% del precio del inmueble aunque su importancia radica en cómo influye en la toma de decisión de los inquilinos, pues un inmueble bien distribuido es mejor considerado que otro que no lo está.

Cómo detectar un fraude en el anuncio de una vivienda en alquiler

La elevada demanda de viviendas en alquiler y la poca oferta ha hecho que, en los últimos meses, muchos pisos se alquilen en horas. Lo que ha creado el escenario perfecto para que muchos estafadores se aprovechen de la necesidad y  desesperación de quienes buscan alojamiento.

Mariano Kostelec, co fundador y CEO de Uniplaces, compañía dedicada al servicio de reserva de alojamiento, explica que “a priori parece fácil detectar un engaño pero en el mercado actual, donde los pisos ‘vuelan’, muchas personas se lanzan a pagar una reserva sin visitar el alojamiento para intentar asegurarse una vivienda. Un riesgo que puede acabar con una estafa en la que será muy difícil recuperar su dinero”.

Los fraudes con las viviendas en alquiler se dan en todo el país pero, sobre todo, en las grandes ciudades, donde la diferencia entre la oferta y la demanda es más elevada. No obstante, la llegada del verano también convierte a las zonas de costa en centro de las estafas pues “mucha gente no tiene la opción de desplazarse hasta la localidad donde se encuentran las viviendas antes de que lleguen sus vacaciones, por lo que pagan adelantos sin asegurarse de que la vivienda es real o está disponible”, detalla Kostelec.

Para evitar que nos timen, Uniplaces.es, ha seleccionado cuatro elementos que nos advierten de que podemos estar ante un timo:

  • Fotografías con marcas de agua. Existen estafadores que copian las imágenes de viviendas en alquiler de inmobiliarias, con la intención de subirlas a plataformas web muy conocidas a precios más bajos. En ocasiones estas imágenes llevan marca de agua por lo que para evitar este fraude, lo mejor es contactar directamente con la agencia cuyo nombre aparece en la marca de agua de la fotografía.
  • El teléfono o los datos de contacto del propietario son extranjeros. Una pista que nos pone sobre aviso de un fraude es si tras contactar con el propietario éste nos dice que es imposible que nos enseñe el piso en persona o que las llaves nos las entregará por mensajero porque no reside en nuestro país. Si esto pasa, desconfía pues lo normal es que, en estos casos, se disponga de alguna agencia en representación que tenga las llaves de la vivienda o que exista alguna otra persona relacionada con el propietario que sea la cara visible de la transacción en España.
  • Las imágenes de la vivienda no se corresponden con el precio. Este punto es similar al primero pero con la diferencia de que las fotografías no llevan marca de agua. En estos casos es el precio el que nos advierte de que algo no cuadra ya que puede ser que los timadores hayan copiado las imágenes de la vivienda de hoteles, apartamentos u otros alojamientos para utilizarlas como gancho y poner un precio más bajo. Ante la duda lo mejor es utilizar estos dos trucos: comprobar el precio medio de la zona donde se encuentra la vivienda y utilizar Google Imágenes para ver si esas fotografías se corresponden con otros alojamientos.
  • El pago se hace a través de canales poco seguros. Debemos desconfiar si el supuesto propietario nos pide que enviemos el dinero a través de servicios anónimos. Ten en cuenta que si haces el pago de esta manera será muy complicado recuperarlo. Por ello, es mejor que siempre utilices transferencias bancarias y que compruebes que el banco al que hay que enviar la transacción sea de la misma nacionalidad que el dueño de la vivienda.

Por último, lo más recomendable es que en caso de que te timen o de que consideres que la vivienda que se anuncia es un fraude, denuncies pues la información que aportes permitirá a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado tener más datos sobre los timadores y detenerlos.

Los estudiantes generan 948 millones de euros de beneficios para el mercado del alquiler en los primeros cinco meses del año

España lleva años siendo el país que más estudiantes Erasmus recibe. De hecho, según la Comisión Europea, el pasado curso 45.813 participantes de este programa de movilidad eligieron nuestro país para cursar sus estudios. Una cifra que, según Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, hay que ligar al mercado del alquiler ya que “el traslado de todos estos estudiantes conlleva un crecimiento de la demanda de habitaciones y viviendas en alquiler en los lugares receptores, sobre todo Madrid, Barcelona, Valencia y Granada”.

Mariano Kostelec, co fundador y CEO de la compañía en España, señala además que “a los estudiantes internacionales hay que sumar los jóvenes nacionales que se trasladan de comunidad autónoma o de ciudad para cursar sus estudios superiores, lo que permite multiplicar la demanda de alojamientos”.

Teniendo esto en cuenta, Uniplaces estima que, de enero a mayo de este año, los estudiantes han generado 948.874.270 millones de beneficios para los propietarios españoles. Una estimación que ha elaborado basándose en un informe de JLL sobre la demanda de estudiantes que necesitan alojamiento en España y el precio medio del alquiler de una habitación en nuestro país durante 2018.

Además, si comparamos los primeros cinco meses de este año, con el mismo periodo del año anterior, los propietarios han ganado un 7.2% más que en 2017.

Unas cifras que muestran la importancia de este tipo de inquilino de medio y largo plazo para el sector inmobiliario. Así, desde Uniplaces señalan que “frente a otros modelos de alquiler como las viviendas de uso turístico, los estudiantes se presentan como una fuente de ingresos legal y fija, que no genera conflictos con los vecinos y evita la gentrificación”.

Según Kostelec, “en los últimos años los estudiantes se han convertido en los grandes dinamizadores del mercado del  alquiler pues se trata de inquilinos recurrentes en los meses en los que se inicia y finaliza el periodo académico”.

Con respecto al pasado año, los precios medios del alquiler de una habitación han subido un 7% en España.

Fuentes:

Uniplaces

Informe JLL ‘Residencias de estudiantes’ , Abril 2018 http://www.jll.es/spain/es-es/Research/informe-residencias-de-estudiantes-2018.pdf?94e30890-dc52-450a-8e91-1d49c1b80c9d

¿Dónde están los pisos más baratos para estudiantes?

Son muchos los jóvenes, nacionales e internacionales, que con el buen tiempo, el fin de las clases y el inicio del verano aprovechan estos meses para buscar alojamiento de cara al próximo curso académico. Un trabajo cuyo objetivo se centra, sobre todo, en viviendas situadas en las principales ciudades españolas lo que supone todo un reto, si tenemos en cuenta el incremento que están experimentando en los últimos meses los precios del alquiler.

No obstante, y aunque para muchos hablar de ‘pisos o barrios baratos’ puede resultar algo imposible, Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, ha encontrado los barrios más económicos para vivir el próximo curso en Madrid, Barcelona y Valencia.

Una labor para la que la compañía ha comparado los precios medios de los barrios más demandados de las principales ciudades españolas, entre 2017 y 2018, con el fin de encontrar aquellas zonas en las que los precios se han contenido más durante el último año.

Madrid

El barrio más barato de los analizados por Uniplaces en Madrid es Tetuán. El distrito situado en el noroeste de la capital ha contenido sus precios del alquiler y sólo ha incrementado sus precios una media de 4 euros al mes. Así, actualmente, por alquilar una habitación en la zona se pagan unos 392 euros mensuales.

El segundo barrio más económico, de cara al próximo curso universitario, es Lavapiés. Esta zona no es sólo una de las más baratas sino que, además, es una de las pocas en las que han bajado los precios. Según la compañía, residir en este barrio cuesta 9,45 euros menos al mes, de lo que costaba el pasado año. Es decir, el precio por vivir en Lavapiés ha bajado de los 447,45 euros mensuales de 2017 a los 438 euros de 2018.

En tercer lugar, aparece la zona de Ríos Rosas. Por residir en este barrio madrileño, perteneciente al distrito de Chamberí, se pagan, hoy en día, 9 euros más al mes. Lo que supone que, alquilar una habitación cuesta 461 euros frente a los 452 euros que se pagaban en 2017.

Por último, cabe destacar el cambio experimentado por el barrio de Argüelles, que ha pasado de ser uno de los más caros al cuarto más económico de los diez barrios analizados. En tan sólo un año, los precios en la zona han descendido, de media, 14  euros al mes; por lo que, alquilar una habitación cuesta, de media, 475 euros, lejos de los 489 euros que se pagaban el pasado año.

Barcelona

En la ciudad condal, la zona más barata para alquilar a partir de septiembre seguirá siendo L’Hospitalet de Llobregat. Alquilar una habitación en esta localidad cuesta, de media, 343 euros. Tan solo 16 euros más que hace un año, lo que la convierte en uno de las zonas donde menos se han incrementado los precios.

El barrio de Sants, es el segundo más económico, pues por alquilar una habitación se pagan solo 6 euros más al mes que en 2017.  Es decir, de los 386 euros de 2017 a los 392 de este año. Mientras que, la zona de El Guinardó es la tercera más barata, aunque también es una de las que ha experimentado una fuerte subida de los precios. Del pasado año a este, el precio de alquilar una habitación se ha incrementado 32 euros, pasando de los 364 euros de 2017 a los 396 euros, de 2018.

Valencia

En Valencia, los tres barrios más baratos para alquilar habitación de cara a septiembre de este año son, también, los tres barrios en los que más han bajado los precios. Así, Benimaclet es la zona más económica pues, de media, se pagan 235 euros al mes por habitación. Lo que supone que los precios han descendido 42 euros al mes, con respecto a 2017.

Le sigue la zona de Poblats Marítims, donde este año se pagan 20 euros menos al mes por alquilar una habitación y Algirós, donde los precios han bajado 16 euros. De modo que, quienes alquilen en el primero de estos barrios, tendrán que pagar 241 euros, de media, al mes por una habitación; mientras que, en el segundo, tendrán que desembolsar 236 euros.

Fuente: datos de Uniplaces

Alquilar una habitación en España costó 401 euros de media al mes en 2017

Durante los últimos años, el alquiler se ha convertido en uno de los grandes motores del mercado inmobiliario. En poco tiempo, España ha experimentado un gran cambio en el sector de la vivienda que ha pasado de estar centrada en la compraventa a poner el foco en el alquiler.

En este cambio la movilidad estudiantil es una pieza fundamental pues cada año miles de jóvenes se trasladan de comunidad autónoma o de país, fomentando el mercado del alquiler a través de la demanda. En este sentido, que España sea el principal país receptor de Erasmus ha disparado las solicitudes de viviendas en alquiler en las ciudades universitarias y ha convertido a los estudiantes en uno de los inquilinos favoritos de los propietarios.

Con el objetivo de analizar el estado actual del mercado del alquiler y los cambios que ha experimentado durante el último año, Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, ha presentado el segundo estudio sobre ‘El mercado del alquiler a estudiantes en 2017’ en el que se recoge la evolución de los precios a lo largo del año, los barrios más demandados, la tipología de vivienda favorita y el perfil del estudiante que alquila residencia en España y en las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia.

España

Según los datos presentados por Uniplaces, el precio medio de una habitación en nuestro país durante 2017 fue de 401 euros al mes, frente a los 372 euros que se pagó de media el año anterior. “Un incremento del 7,2% –detalla Mariano Kostelec, co fundador y CEO de la compañía en España– que trasladado al gasto anual del alquiler implica que, durante 2017, por alquilar una habitación se pagaron, de media, 4.812 euros anuales, frente a los 4.464 euros de 2016. Es decir, se pagaron 348 euros más que el año anterior”.

Madrid

En la capital, los precios de alquilar una habitación superaron la media nacional. Así, quienes alquilaron en Madrid durante 2017, tuvieron que pagar 456 euros al mes, de media. O lo que es lo mismo, 5.472 euros al año. Es decir, se pagaron 660 euros más al año por vivir de alquiler en Madrid que por vivir en cualquier otro punto de España.

Por otro  lado, también encontramos diferencias de precios entre los distintos barrios. “De hecho, aunque las zonas más demandadas el pasado  año fueron Sol, Malasaña, Argüelles y Austrias, los barrios que incrementaron más sus precios, con respecto a 2016, fueron La Latina, donde se pagaron, de media, 50 euros más por habitación; el barrio de Las Letras, donde el precio se incrementó en 31 euros y, Trafalgar, por cuyas habitaciones se pagaron 27 euros más, de media”, detalla Kostelec.

Por último, los barrios más caros para alquilar durante el pasado año fueron Austrias, donde se pagaron 509 euros de media por habitación al mes; La Latina, 497 euros y, Sol, 490 euros al mes.

Barcelona

En la ciudad condal también se superó el precio medio de una habitación en alquiler en España. De hecho, Barcelona fue la ciudad más cara de las analizadas por Uniplaces ya que el precio medio de alquiler de una habitación fue de 461 euros, en 2017. Es decir, los inquilinos tuvieron que pagar, de media, 5.532 euros al año por vivir de alquiler en la ciudad.

En Barcelona, los barrios con más reservas el pasado año fueron: Esquerra de L’Eixample (8% de reservas), Sants (6%) y El Barri Gòtic (5%). Y, según los datos de la compañía, aunque todas las zonas incrementaron sus precios, destacan: El Barri Gòtic, que subió sus precios 61 euros, El Clot, cuyos precios por habitación crecieron, de media, 55 euros y, La Sagrada Familia, donde por un alojamiento se pagaron el pasado año 49 euros más al mes que en 2016.

Por último, El Barri Gòtic, uno de los barrios más demandados, es también el más caro. Alquilar una habitación en la zona, durante 2017, costó de media 497 euros al mes. Le siguen: El Raval, con 477 euros; y, Dreta de L’Eixample, donde se pagaron 463 euros mensuales.

Valencia

Por su parte, en Valencia, el precio medio de alquilar una habitación en la ciudad pasó de los 256 euros que se pagaban en 2016, a los 320 euros de 2017. Una cantidad que, aún con este incremento, permite situar a la ciudad por debajo del precio medio del alquiler nacional. Así, en 2017, un estudiante que alquiló una habitación durante un año en la ciudad pagó, de media, 3.840 euros.

Además, según cálculos de Uniplaces, alquilar en Valencia fue un 80% más barato que hacerlo en Madrid y un 66% más barato que Barcelona.

Los barrios más demandados de la ciudad, en 2017, fueron: Ciutat Vella, Camins al Grau y L’Eixample. Mientras que los más caros fueron Cuatre Carreres, donde se pagaron 315 euros por habitación al mes; Ciutat Vella, cuyo precio medio fue de 305 euros, y L’Eixample, 301 euros.

El 29% de los propietarios ha tenido que bajar el precio del alquiler para conseguir inquilinos

A pesar de los buenos datos del mercado del alquiler, que auguran un año de elevada rentabilidad, un 29% de los propietarios de viviendas se han visto obligados a rebajar el precio para conseguir inquilinos. El dato, recogido por Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, muestra según la compañía que “aunque en las grandes ciudades y zonas de costa la demanda supera la oferta, lo que facilita encontrar inquilinos, en otros lugares los dueños de viviendas se ven forzados a rebajar sus expectativas respecto a los precios, ya que existe menos demanda de viviendas en alquiler”.

Así, según la encuesta realizada por Uniplaces entre sus propietarios, “para casi 3 de cada 10 dueños encontrar inquilinos es la razón que les lleva a rebajar el precio de salida que habían puesto a sus viviendas. No obstante, para la mayoría, el 71%, sigue siendo fácil encontrar personas interesadas en sus inmuebles y nunca se han visto obligados a reducir el precio de alquiler”, detalla Mariano Kostelec, co fundador y CEO de Uniplaces en España.

Además, un 25% de los propietarios reconoce que nunca ha modificado el precio del alquiler. Frente a un 47% que lo modifica anualmente, otro 12% que lo cambia dos veces al año, un 6% que lo renueva tres veces y un 9% cuyos precios de alquiler son por habitación.

Por otro lado, según el 35% de los propietarios, la mejor época para modificar el precio del alquiler es cuando se cambia de inquilino, “posiblemente, porque al terminar el contrato de arrendamiento los dueños pueden actualizar más fácilmente el precio de la vivienda con la realidad en la que se encuentra el mercado”, explica Kostelec.

No obstante, otros periodos preferidos para cambiar el precio son: después del verano, coincidiendo con el inicio del curso académico (24%), en los primeros meses del año, con la subida del IPC (6%), a mitad de año (3%) y durante el último trimestre del año (3%).

Por último, antes de poner sus viviendas en alquiler, la mayor preocupación que tenía el 34% de los propietarios era no encontrar inquilinos. “Este miedo es normal pues se están lanzando a un mercado desconocido, por lo que hasta que se entra en él suelen existir dudas casi sobre cualquier tema relacionado con la vivienda, el contrato, los pagos… Sin embargo, hoy en día, con la elevada demanda y la escasa oferta esta preocupación desaparece tras llevar un tiempo en el mercado”, finalizan desde Uniplaces.

Uniplaces lanza habitaciones en alquiler desde 100 euros para hacer frente a la subida de los precios

Desde hace años, los precios de los alquileres no paran de crecer, dificultando cada vez más la emancipación de los jóvenes y poniendo en serias dificultades a quienes comparten vivienda. De hecho, según datos de Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, el precio medio de alquilar una habitación en España creció de los 372€ que costaba de media durante 2016, a los 401€ de 2017.

Ante esta situación tan complicada de acceso a la vivienda, que sufren los jóvenes, Uniplaces ha decidido lanzar una campaña de descuentos cuyo objetivo es que los precios dejen de ser el mayor impedimento para alquilar una habitación. Así, para hacer frente a las subidas de los alquileres lanzará al mercado habitaciones desde 100 euros al mes en Madrid y 250 euros al mes en Barcelona.

Samuel Toribio, director de marketing de Uniplaces, afirma que “nuestro objetivo es facilitar el acceso de los jóvenes a las viviendas compartidas ya que es bastante probable que los precios sigan creciendo a lo largo de 2018. Por ello, hemos decidido lanzar durante este mes de febrero una campaña de precios reducidos. Quienes se acojan a ella podrán acceder a habitaciones en pisos compartidos a precios económicos, más asequibles y más acordes a los salarios que cobran los jóvenes de hoy en día”.

La campaña que lucha contra la creciente subida de los precios del alquiler estará activa durante febrero aunque, desde Uniplaces, aseguran que “muchos de los precios se mantendrán bajos hasta junio”. En palabras de Samuel Toribio “queremos enfriar la vorágine al alza de los precios en Madrid y Barcelona, demostrar que la situación real no es sostenible y que las habitaciones se alquilan mucho más rápido con precios reales”.

Precios de las habitaciones de la campaña

La campaña se centra en las ciudades de Madrid y Barcelona, ya que son las que más han sufrido la subida de los precios. La habitación más económica, por la que se pagarán 100 euros al mes, está situada en Alcalá de Henares (Madrid). A partir de dicha cantidad, se podrán encontrar otras 100 habitaciones en la capital a un precio medio de 250 euros al mes.

Los precios de las habitaciones que participan en la campaña son mucho más asequibles para los bolsillos de los jóvenes ya que se encuentran muy lejos de los 456 euros al mes que se pagaron de media, en Madrid, por el alquiler de una habitación en un piso compartido durante 2017.

Mientras, en Barcelona, Uniplaces pondrá en alquiler 30 habitaciones, en la zona de L’Eixample, a un precio medio de 270 euros. Lo que supone que los jóvenes podrán ahorrarse, con respecto al precio medio de 2017, 191 euros al mes en el alquiler de una habitación en la ciudad condal.

Por la habitación más económica de Barcelona se pagarán 250 euros. Y sólo por 100 euros más, es decir, por 350 euros al mes, se podrá alquilar alguno de los 10 estudios que también lanzará al mercado inmobiliario catalán la compañía.

Desde Uniplaces afirman que están “comprometidos con la difícil situación que viven muchos jóvenes, por lo que seguiremos trabajando para ofrecer precios más económicos que permitan el acceso al alquiler a todos, independientemente de su poder adquisitivo”.

El presupuesto para alquilar habitación creció un 8% en España durante 2017

Los jóvenes que alquilaron una habitación en una vivienda compartida en España durante 2017 tuvieron que incrementar el presupuesto mensual del que disponían para este gasto un 8%, según un análisis realizado por Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes.

Mariano Kostelec, CEO y cofundador de la compañía, señala que “aunque compartir es la manera más económica de alquilar una vivienda, el incremento de los precios experimentado durante el último año, tanto en el alquiler de viviendas completas como en los precios de venta, ha hecho que también crezca el presupuesto destinado a este fin, lo que supone a su vez un sobre esfuerzo en la limitada capacidad económica que tienen los jóvenes”.

Según los datos de Uniplaces.es, el incremento en la subida de los precios de las habitaciones en alquiler experimentado durante 2017 supuso que el precio medio de alquilar una habitación pasara de los  372€ que costaba de media durante 2016, a los 401€ de 2017. “Aun así este incremento sigue siendo inferior al de los alquileres completos de los inmuebles”, detalla Kostelec.

En Madrid, el precio medio mensual que se pagó por alquilar una habitación en 2017 fue de 456€, frente a los 409€ de 2016. Por su parte, en Barcelona, durante 2016 se pagaban 392€ de media al mes por alquilar una habitación. Una cantidad que se incrementó durante 2017, hasta alcanzar los 461€. Lo que supone un crecimiento del 17%. También, la ciudad de Valencia experimentó un incremento del precio medio de las habitaciones en alquiler, pasando de los 256€ al mes en 2016 a los 320€ en 2017.

La duración media de la estancia de quienes alquilan habitaciones en España también creció hasta llegar a los 5 meses y medio, lo que supone 24 días más que durante 2016. “Casi con total seguridad, España seguirá siendo este año el destino preferido de los estudiantes internacionales, que son los principales demandantes del alquiler de habitaciones, por lo que es bastante probable que esta duración se mantenga e incluso se incremente unos días hasta rozar los 6 meses de estancia media”, opina Kostelec.

Por último, las preferencias a la hora de buscar habitación no han cambiado con los años. El 77% de quienes buscan alojamiento prefieren que éste tenga las facturas incluidas. Mientras que cerca del 80% se decanta por alquilar una habitación, frente al 19% que prefiere alquilar la vivienda completa y el 1,2% que busca sólo una cama en habitación compartida.

Sol en Madrid y Esquerra de L’Eixample en Barcelona, los barrios más demandados para vivir en 2018

El alquiler de habitaciones en pisos compartidos no para de crecer. En el último año, esta modalidad se ha convertido en una de las soluciones que encuentran muchos jóvenes para lograr la independencia ante el crecimiento del precio del alquiler, sobre todo, en las grandes ciudades.

Sin embargo, según Mariano Kostelec, CEO de Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, “aun compartiendo gastos residir en el centro es, hoy por hoy, una labor complicada ya que el incremento de los precios y los bajos salarios no permiten hacer frente a las elevadas mensualidades de un alquiler. De ahí que según nuestro análisis los barrios que, aún situándose en el centro de las ciudades, se encuentran un poco más alejados de las arterias principales empiezan a despuntar como los más solicitados

Madrid

En Madrid, los barrios de Sol y Malasaña, se mantienen como los más demandados en primer y segundo lugar, respectivamente. Aun así, las solicitudes de alojamiento en Sol, donde se paga de media 489€ por  habitación, han bajado del 8.5% de reservas de 2017 al 6.5% en 2018. Lo mismo sucede en Malasaña, donde la demanda ha caído hasta el 5.7%, frente al 7.5% que tenía hace un año.

Además, llama la atención que Lavapiés pase de ser el tercer barrio más demandado en 2017, al quinto este 2018. Una caída que también está experimentando la zona de Tetuán cuyas reservas han bajado hasta el 2.7%, cuándo el pasado año fue el quinto barrio más solicitado de la capital.

Por último, la zona de Austrias, se mantiene en el cuarto puesto del ranking de reservas, con 508 euros de media por habitación al mes. Se incorporan a la lista de los diez barrios más demandados de Madrid: Argüelles, que se ha colado en tercer lugar; Trafalgar, La Latina, el barrio de Las Letras y Ríos Rosas.

Barcelona

La ciudad condal ha sufrido mayores cambios en la demanda de sus barrios ya que el único que repite posición es Esquerra de L’Eixample, que ocupa el primer lugar. No obstante, las reservas de habitación en la zona, por la que se pagan de media de 444€ al mes, han bajado del 10.5% en 2017, al 7.6% este año.

En segundo lugar se sitúa el barrio de Sants, que desplaza al Barri Gotic, donde una habitación al mes cuesta 497€ de media, al tercer lugar. Le sigue la zona de Dreta de L’Eixample y el barrio de La Sagrada Familia, con un 4,21% de reservas. L’Hospitalet de Llobregat, El Clot, Fort Pienc, El Guinardó y El Raval, cierran el ranking de los barrios más demandados este 2018.

Cabe destacar que este último, El Raval, desciende de la tercera posición de los barrios más solicitados en 2017, al décimo y que la zona de El Born, que era el cuarto barrio más demandado el pasado año ha dejado de tener interés para quienes buscan alojamiento en la ciudad.

Lo que debes saber si vas a convivir con un estudiante internacional

Tener compañeros de pisos puede ser una de las mejores experiencias de la etapa universitaria pero también se puede convertir en una verdadera pesadilla si la convivencia se vuelve insoportable. Con el regreso a las aulas a la vuelta de la esquina, Uniplaces.es, servicio de reserva de alojamiento para estudiantes, ha preguntado a más de 1.000 estudiantes europeos cuáles son los comportamientos de convivencia que más odian para que la convivencia en los pisos compartidos sea lo más armónica posible.

  • No limpiar: En este caso, son los estudiantes españoles los que no soportan vivir en un ambiente sucio. Mientras que los portugueses y los alemanes son los que menos nerviosos se ponen si están en un piso un poco desordenado. Aun así, la compañía señala que la suciedad en el hogar es lo que más molesta a todos los estudiantes en general, sean de la nacionalidad que sean.
  • Robar la comida: Es uno de los incordios más comunes en un piso de estudiantes. Las jornadas intensas de estudios o la época de exámenes, hacen que en muchas ocasiones, realizar la cesta de la compra se vuelva imposible. En este caso, los alemanes y los ingleses son los que menos soportan que les desaparezca comida del frigorífico, mientras que los italianos se muestran más indulgentes si les desaparece algún condimento de la despensa.
  • Traer demasiados invitados: La diversión y las fiestas forman parte de la etapa estudiantil y más si hay un piso donde celebrarlas. Pero a los alemanes y los franceses no les gusta que les invadan su espacio con invitados y extraños, siendo las cuantiosas visitas un motivo de enfado común. Por el contrario, a los italianos la afluencia de amigos en el piso, no les suponen un problema de convivencia.
  • Ser demasiado ruidoso: Es difícil no hacer ruido al volver a altas horas de la noche o cuando suena el hit del momento en la ducha. Pero debes saber que son los españoles a los que más les molesta el ruido. Vivir en un ambiente relajado y tranquilo en su día a día, es imprescindible para tener una buena convivencia con ellos. Mientras que los portugueses son menos intransigentes en este caso.
  • No socializar: Hay universitarios muy independientes y que disfrutan de la soledad o de una buena serie televisiva encerrados en su habitación sin hacer mucha vida en las zonas comunes de la casa. En este sentido, los alemanes se aburren pronto de convivir con estudiantes poco sociables, siendo en muchas ocasiones motivo para buscar otro piso.  Los ingleses y portugueses, por el contrario, se consideran muy independientes y la soledad no será un problema para ellos.
  • No cerrar la puerta con llave: Asegurar la casa antes de salir o irse a la cama, es un gesto que se debe hacer siempre para proteger el hogar y que muchos estudiantes, por despiste o falta de costumbre no realizan. Para los ingleses, éste será un motivo de enfado ya que es un comportamiento que no soportan, mientras que a los españoles y portugueses poco les importa si te despistas y no cierras con llave.