Archivo de la etiqueta: Economía colaborativa

La app Wazypark llega al Apple Watch

Wazypark, la primera app de crowdparking en el mundo, ya está disponible para el Apple Watch. La conocida aplicación española para encontrar aparcamiento en la calle gracias a la colaboración entre conductores y que hace apenas unas semanas anunció que ya estaba presente en Italia, llega ahora al reloj inteligente de Apple con el objetivo de seguir innovando y hacer más fácil el día a día de los conductores.

Ahora, practicar el crowdparking y avisar de que se deja un sitio libre para que otro conductor se pueda beneficiar será algo tan simple como mirar la hora. La aplicación de Wazypark para el Apple Watch destaca por su sencillo diseño y eficiente sistema. Su mecanismo se resume en dos únicas funciones: Aparcar y ‘Desaparcar’. Además, el usuario también puede avisar desde el weareable de Apple que va a dejar un sitio libre con antelación, pulsando sobre los botones de ‘Ahora’, ‘en 5 minutos’ o ‘en 10 minutos’ para indicar en cuánto tiempo quedará disponible el aparcamiento.

La aplicación para Apple Watch está disponible tanto para España como para Italia, país en el que la compañía empezó a operar el pasado mes de junio y donde ya cuenta con más de 90.000 usuarios que se suman a los 1,2 millones de usuarios que hacen uso de Wazypark en el marcado español.

Para comenzar a usar la aplicación desde el reloj de Apple, tan solo hay que tener un vehículo registrado en la app móvil. De esta manera, Wazypark quedará vinculada en ambos dispositivos. Así cada vez que hagamos ‘tap’ en Aparcar o Desaparcar en el reloj, aparecerá de manera automática en el móvil, quedando visible para la comunidad de conductores que el usuario ha aparcado o ‘desaparcado’ su vehículo. Todo ello sin olvidar que, cada vez que se genera un aviso, el usuario seguirá acumulando puntos a su cuenta que puede canjear en la app móvil de Wazypark por multitud de descuentos en servicios para el vehículo y de ocio.

Actualmente, ya son algo más de 1.000 usuarios los que han probado la app de Wazypark para el weareable de Apple. “Con la app para Apple Watch simplificamos todo el proceso de aparcar y desaparcar permitiéndole al conductor avisar directamente desde el reloj sin necesidad de sacar el móvil de su bolsillo. De esta manera seguimos avanzando en nuestro reto de crear una mayor comunidad conectada de usuarios y vehículos. Esperamos así incrementar el número de avisos de sitios libres y que cada día sea más fácil aparcar en las ciudades de España e Italia gracias a la colaboración entre todos los conductores,” señala Carlos Rodríguez, director de Wazypark.

Además, el responsable de la aplicación añade que “nuestro objetivo es ofrecer al conductor todo lo que necesita para su vehículo y hacerles más fácil y gratificante su experiencia al volante.” Es por ello, que recientemente la compañía se ha actualizado ofreciendo más servicios al usuario como un comparador de gasolineras, un avisador de alertas de multas, un tasador del precio del vehículo o un comparador de seguros para contratar la póliza a través de la app. Además, actualmente están trabajando en una actualización que combinará el GPS y la actividad física que mide el teléfono móvil para aparcar y desaparcar el vehículo de manera automática, que ahora mismo se encuentra en fase beta con usuarios de prueba.

Los riesgos de la economía colaborativa

La economía colaborativa es uno de los sectores que más tienen en cuenta los emprendedores cuando piensan lanzar su negocio. Suelen ser proyectos baratos, fáciles de diseñar y, normalmente, cubren necesidades básicas por lo que tienden a tener un nicho de mercado relevante. Sin embargo, este tipo de negocio se mueve en una zona gris dentro de la legalidad vigente en nuestro país por lo que, desde Ad&Law, firma especializada en asesorar a startups, recomiendan que “antes de lanzarse con una idea que se base en la economía colaborativa se informen sobre los riesgos legales que entraña emprender dentro del sector y las posibles sanciones que pueden tener que asumir”.

Según Ad&Law, la legislación española no ha evolucionado como la del resto de países de nuestro entorno por lo que existen grandes riesgos regulatorios. Por ejemplo, uno de los mayores problemas a los que están teniendo que hacer frente muchas empresas emergentes de servicios de limpieza a domicilio es el de ‘qué clase de trabajador tienen’ ya que Hacienda está empezando a considerar que el papel de la startup como intermediario desaparece cuando el profesional sólo trabaja con pedidos de esa empresa. Es decir, Hacienda considera que en realidad se tratan de ‘falsos autónomos’ una figura ilegal, mientras que, las startups, se reafirman en que ellos sólo intermedian entre clientes y profesionales.

Otro problema que pueden tener las startups de economía colaborativa relacionadas con transporte de viajeros es que si Hacienda considera que los conductores tienen una dependencia total o muy importante de estas plataformas y que éstos tienen que cumplir con las condiciones que les marca la compañía, la inspección puede llegar a estimar que hay ajenidad por lo que corren el riesgo de ser sancionados e incluso pueden verse obligados a cerrar o trasladar el ámbito geográfico de su negocio.

Durante los últimos dos años también se han consolidado los servicios de reparto como el de comida a domicilio. En estos casos, al tener una demanda muy alta se necesitan muchos repartidores y, puede darse el caso, de que los moteros que llevan la comida al cliente trabajen prácticamente al 100% para una startup, lo que podría llegar a entenderse como ‘trabajadores por cuenta ajena’ por lo que deberían tener los mismos derechos que cualquier otro empleado del sector. Para salvar este inconveniente algunas startups están subcontratando el servicio a otras empresas, que se extinguen cada cierto tiempo, o se han visto obligadas a hacer contratos por pocas horas.

La firma explica que la inspección de trabajo ha fijado un criterio general contrario a las figuras que necesitan las plataformas de economía colaborativa, al menos para el lanzamiento y expansión de su actividad: autónomos con remuneración variable y que cumplan con todas las instrucciones técnicas de las empresas (algo que no tiene que ver con la figura de autónomo dependiente que ya existe en la legislación), contratos temporales sin tener que alegar las causas previstas en los convenios, flexibilidad en el establecimiento de los centros de trabajo, etc.

A esto hay que sumar la incertidumbre recaudadora del Estado que no ha decidido qué política fiscal tiene que seguir para obtener impuestos derivados de la actividad de empresas de economía colaborativa, tal y como ya obtiene de la economía tradicional. Así, aunque de momento la mayoría de las empresas de economía colaborativa sólo pagan los impuestos típicos (sociedades, IVA y, cuando crecen, IAE) se vislumbra la intención del Estado de recaudar más ya que Hacienda está obligando a casi todos los portales y marketplaces a enviar sus datos, referidos a ámbitos tan dispares como alquileres de viviendas, los trayectos en coche o la limpieza de hogares con el objetivo de recabar toda la información disponible sobre estas empresas.

Cómo ganar 680 euros al mes gracias a la economía colaborativa

La era digital y las nuevas tecnologías han propiciado un nuevo escenario económico en el que las personas pueden obtener unos ingresos extra, compartiendo sus bienes y servicios. Según estimaciones de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), se espera que en 2025, el 64% de los adultos use las plataformas de consumo colaborativo tanto para ahorrar como para obtener una rentabilidad por sus cosas.

El estudio elaborado conjuntamente por la OCU, la UCM y la comunidad Ouishare, concluye que el 80% de los usuarios de plataformas participativas se muestra satisfecho con el consumo colaborativo. Una de las principales ventajas de la economía colaborativa para estos nuevos consumidores es el ahorro. Se calcula que los españoles que optan por lo colaborativo ahorran de media 934 euros al año. Pero también es una fuente de ingresos para las personas. Según PwC, la economía colaborativa generará en 2025 unos ingresos de 335.000 millones en todo el mundo.

Relendo (www.relendo.com), plataforma de alquiler online de productos entre particulares, analiza los productos y servicios con los que se puede ganar dinero gracias a las plataformas de consumo colaborativo.

  • Tus cosas: Según un estudio de TNS, los españoles acumulan en su hogar una media de 53 objetos sin usar. Plataformas como Relendo permiten a sus usuarios ganar una media de 30 euros al día compartiendo las cosas que no utilizan.
  • Tú coche: Las personas que tienen coche y no le dan demasiado uso pueden alquilarlo por horas o por días con aplicaciones como Social Car y ganar más de 35 euros al día.
  • Tu plaza de aparcamiento: Plataformas como Wesmartpark permiten a sus usuarios compartir su plaza de garaje, que dependiendo del tiempo que se alquile, puede suponer unos ingresos medios para el propietario de 9 euros al día.
  • Tu habitación: Cualquiera que cuente con espacio en su casa puede rentabilizarlo con aplicaciones como Airbnb, con las que se puede ingresar unos 33 euros al día.
  • Tu dinero: Otra forma de ganar un dinero extra es invirtiendo los ahorros y ayudando a otras personas a llevar a cabo sus proyectos. Zank permite a sus usuarios obtener una rentabilidad media del 9% en las inversiones más seguras.
  • Tú mismo: ¿por qué no compartir tus habilidades y de paso ganar unos ingresos extra? Si eres “un manitas” o un profesional en cualquier ámbito, aplicaciones como Heygo permiten que cualquier persona pueda ofertar sus servicios profesionales a otros usuarios de la plataforma y ganar de media unos 10 euros la hora.

“La economía colaborativa se ha implantado en sectores tan tradicionales como el transporte, la vivienda, el turismo o incluso el mercado financiero. No sólo las empresas han visto una oportunidad de negocio en estas nuevas formas de consumo. Las personas también nos estamos beneficiando al obtener unos ingresos extra, alquilando desde nuestra vivienda hasta el asiento de nuestro coche. Aunque no se trate de la fuente de ingresos principal, se trata de una manera de ganar un dinero extra sacando partido a nuestras cosas”, explica Dhiren Chatlani, Portavoz de Relendo.

Lo que podría ganar una persona con la Economía colaborativa

Según las cifras que indica el mercado, cualquiera que quiera rentabilizar sus cosas podría obtener unos ingresos extra todos los meses. Por ejemplo, alguien que sólo utiliza su coche el fin de semana, podría alquilarlo el resto de la semana y ganar entre 140 y 160 euros al mes. Si también alquilase su bicicleta o una cámara de fotos que apenas utiliza, podría obtener 5 y 30 euros al día respectivamente. Además, un profesional de cualquier ámbito podría compatibilizar su trabajo ofreciendo sus servicios, por ejemplo, tres veces por semana, a 10 euros la hora. A partir de esta simulación, una persona podría llegar a ganar unos 680 euros al mes gracias a las oportunidades que ofrecen las plataformas colaborativas.

Crowdlending: el crédito para los buenos pagadores

Todos hemos escuchado alguna vez que la mejor forma de crear riqueza es haciendo que el dinero “cambie de manos”. Tradicionalmente, las instituciones financieras han sido un instrumento fundamental en la canalización de ese dinero, mediante préstamos que permitiesen a las personas llevar a cabo sus proyectos personales. El problema es que, durante años, los bancos han estado concediendo préstamos sin fijarse excesivamente en la solvencia de sus clientes y, se han visto obligados a cerrar el grifo del crédito debido a los impagos de las personas que no han podido devolver su préstamo.

Antes de la crisis, el importe total de los préstamos que concedía el sector bancario era muy superior a la suma total de los depósitos de sus clientes, es decir, por cada 100 euros en depósitos se destinaban entre 123 y 127 euros a créditos de cualquier tipo. Pero en el momento en el que estalló la crisis, las instituciones financieras dejaron de dar crédito para compensar los impagos de sus clientes durante los últimos años y así poder cuadrar sus balances.

Según datos del Banco de España, la banca tradicional sólo pudo aprobar el 10% de las solicitudes de crédito en nuestro país el año pasado. Y por primera vez desde el año 2002, los bancos acumulan más depósitos de sus clientes que lo que destinan a préstamos.

Así, el número de créditos concedidos ha descendido mucho, aceptando únicamente las solicitudes de aquellos clientes que tienen más probabilidad de pago. Tratándoles como los prestatarios de antaño, sin ningún tipo de ventaja por ser personas solventes y cumplidoras.

Esta situación, junto con la tecnología, ha propiciado el auge de modelos de financiación alternativa como el Crowdlending, con plataformas como Excelend (www.excelend.com).  Estas plataformas estudian los casos de financiación de manera personalizada, justa y transparente, y sólo aprueban los préstamos de personas solventes para no incluir morosidad y mejorar las condiciones de financiación que les ofrecen los bancos. “La morosidad es la causa principal que encarece el precio del crédito. El objetivo de nuestra plataforma es reducir al máximo los casos de morosidad para que los buenos pagadores no tengan que pagar con sus intereses los impagos de otros”, explica Samuel Arenas, Director General de Excelend.

El Fintech mejora las condiciones de financiación

Según un informe de PwC sobre el impacto de la innovación en el sector financiero, el 55% de los ejecutivos de la banca cree que los modelos de financiación alternativa, basados en el Fintech, están ganando terreno a los préstamos bancarios. El sector tradicional no ha innovado lo suficiente y las plataformas de financiación participativa están aprovechando las oportunidades que les ofrecen las nuevas tecnologías para ofrecer mejores condiciones de financiación a sus clientes.

El auge del sector Fintech hace que estas plataformas se presenten como la alternativa a los bancos, para que las personas solventes puedan recurrir a la financiación que necesitan. “Excelend sólo aprueba los proyectos solventes para que los prestatarios paguen lo menos posible por su préstamo. Esta es una de las razones por las que hemos conseguido reducir el precio de los préstamos en España una media de más de cinco puntos, con un tipo de interés desde el 4,83% T.A.E.” apunta Samuel Arenas.

Por su parte, los inversores han visto en estas plataformas una opción para invertir sus ahorros de forma segura y rentable, frente a la alta volatilidad y al escaso retorno que ofrecen los mercados actualmente.

“La banca tradicional se está dando cuenta de que ha aparecido un nuevo tipo de competencia con el que sólo pueden competir si cambian su modelo de negocio y se adaptan a las nuevas tecnologías” concluyen desde Excelend.

Crowdlending: el crédito para los buenos pagadores

Todos hemos escuchado alguna vez que la mejor forma de crear riqueza es haciendo que el dinero “cambie de manos”. Tradicionalmente, las instituciones financieras han sido un instrumento fundamental en la canalización de ese dinero, mediante préstamos que permitiesen a las personas llevar a cabo sus proyectos personales. El problema es que, durante años, los bancos han estado concediendo préstamos sin fijarse excesivamente en la solvencia de sus clientes y, se han visto obligados a cerrar el grifo del crédito debido a los impagos de las personas que no han podido devolver su préstamo.

Antes de la crisis, el importe total de los préstamos que concedía el sector bancario era muy superior a la suma total de los depósitos de sus clientes, es decir, por cada 100 euros en depósitos se destinaban entre 123 y 127 euros a créditos de cualquier tipo. Pero en el momento en el que estalló la crisis, las instituciones financieras dejaron de dar crédito para compensar los impagos de sus clientes durante los últimos años y así poder cuadrar sus balances.

Según datos del Banco de España, la banca tradicional sólo pudo aprobar el 10% de las solicitudes de crédito en nuestro país el año pasado. Y por primera vez desde el año 2002, los bancos acumulan más depósitos de sus clientes que lo que destinan a préstamos.

Así, el número de créditos concedidos ha descendido mucho, aceptando únicamente las solicitudes de aquellos clientes que tienen más probabilidad de pago. Tratándoles como los prestatarios de antaño, sin ningún tipo de ventaja por ser personas solventes y cumplidoras.

Esta situación, junto con la tecnología, ha propiciado el auge de modelos de financiación alternativa como el Crowdlending, con plataformas como Excelend (www.excelend.com).  Estas plataformas estudian los casos de financiación de manera personalizada, justa y transparente, y sólo aprueban los préstamos de personas solventes para no incluir morosidad y mejorar las condiciones de financiación que les ofrecen los bancos. “La morosidad es la causa principal que encarece el precio del crédito. El objetivo de nuestra plataforma es reducir al máximo los casos de morosidad para que los buenos pagadores no tengan que pagar con sus intereses los impagos de otros”, explica Samuel Arenas, Director General de Excelend.

El Fintech mejora las condiciones de financiación

Según un informe de PwC sobre el impacto de la innovación en el sector financiero, el 55% de los ejecutivos de la banca cree que los modelos de financiación alternativa, basados en el Fintech, están ganando terreno a los préstamos bancarios. El sector tradicional no ha innovado lo suficiente y las plataformas de financiación participativa están aprovechando las oportunidades que les ofrecen las nuevas tecnologías para ofrecer mejores condiciones de financiación a sus clientes.

El auge del sector Fintech hace que estas plataformas se presenten como la alternativa a los bancos, para que las personas solventes puedan recurrir a la financiación que necesitan. “Excelend sólo aprueba los proyectos solventes para que los prestatarios paguen lo menos posible por su préstamo. Esta es una de las razones por las que hemos conseguido reducir el precio de los préstamos en España una media de más de cinco puntos, con un tipo de interés desde el 4,83% T.A.E.” apunta Samuel Arenas.

Por su parte, los inversores han visto en estas plataformas una opción para invertir sus ahorros de forma segura y rentable, frente a la alta volatilidad y al escaso retorno que ofrecen los mercados actualmente.

“La banca tradicional se está dando cuenta de que ha aparecido un nuevo tipo de competencia con el que sólo pueden competir si cambian su modelo de negocio y se adaptan a las nuevas tecnologías” concluyen desde Excelend.

7 maneras de ahorrar más de 2.000 euros en tu día a día alquilando productos a personas cerca de ti

Según un estudio de TNS, los españoles acumulan en su hogar una media de 53 objetos sin utilizar, con un valor superior a 2.000 euros. Seguramente hayas oído hablar de cientos de iniciativas en España que nos permiten ahorrar gracias al consumo colaborativo. Pero ¿te has parado a pensar alguna vez en el dinero que invertimos en cosas que realmente no utilizamos?

Ya sea por gastar menos en las cosas que necesitamos sólo esporádicamente, o por ahorrar en la cesta de la compra, lo cierto es que hay una serie de artículos que por su precio, características y el uso que les damos, merece la pena alquilarlos antes que comprarlos. Relendo (www.relendo.com) la plataforma que permite a sus usuarios el intercambio y alquiler de productos, nos da siete sugerencias de cosas en las que ahorrarás a medio plazo si las alquilas en vez de comprarlas:

  • Cámara de acción (GoPro): Lo cierto es que por muy emocionante que sea nuestro día a día, la Go Pro es un aparato que sólo utilizaremos en momentos puntuales como viajes o experiencias, como saltar desde un avión o bucear entre tiburones. Dependiendo del modelo, este producto cuesta entre los 200 y los 500 euros, mientras que alquilarlo ronda los 10 euros al día.
  • Cámara de fotos: Desde que los Smartphone aterrizaron en nuestra vida, hemos dejado de llevar la cámara analógica y todos sus accesorios a todas partes. Puede que nos interese recuperarla para inmortalizar alguna ocasión especial, pero a no ser que seas un fotógrafo profesional y la utilices a menudo, ten en cuenta que no encontrarás una cámara réflex que merezca la pena por menos de 700 euros, cuando podrías alquilarla pagando entre 15 y 60 euros al día.
  • Tienda de campaña: Este es el típico objeto que no sabemos dónde guardar por falta de espacio. Además se trata de un objeto para una afición de temporada que depende mucho del clima, e independientemente de tu afición a la acampada, invertir en torno a unos 70 euros por algo que no sabes cuándo podrás usar no parece una buena inversión, cuando alquilarla te costaría unos 5 euros al día.
  • Material deportivo: Antes de comprar una tabla de snow por unos 500 euros o una bicicleta de carretera por unos 400 euros, por qué no probarlas antes. Relendo te permite alquilar este material por unos 20 y desde 5 euros respectivamente. De manera que si al final decidimos que estos deportes no son lo nuestro, no habremos hecho una inversión inútil.
  • Videoconsolas: Aunque la gente que compra videoconsolas suele ser amante de las tecnologías, este es uno de los artículos que más compramos y menos utilizamos. Según el citado estudio, más del 30% de los encuestados guardan en su casa videoconsolas y videojuegos a los que no les dan ningún uso. Que sepas que puedes echarte una partida a la Play con tus amigos por 15 euros al día.
  • Herramientas: A no ser que seas un “manitas” y te pases el día arreglando los desperfectos en tu casa, equiparse con todo tipo de herramientas suele salir bastante caro. Así que si estás pensando en comprar una abrillantadora para dejar el parqué reluciente, ten en cuenta que no la utilizarás más de una vez al año y, por unos 20 euros al día puedes dejar el suelo impecable.
  • Material para eventos: Uno de los mayores quebraderos de cabeza cuando organizamos algún evento es acertar con la logística y evitar la compra de cosas innecesarias. Antes de comprar un proyector o unos altavoces que no vas a volver a utilizar, puede que te compense alquilar este tipo de aparatos por unos 20 euros al día.

“Después de años apretándonos el cinturón, nos hemos acostumbrado a hacer auténticos malabares para reducir gastos y comprar lo que realmente necesitamos. El objetivo de nuestra plataforma es que nuestros usuarios ahorren evitando las compras innecesarias y reutilicen los objetos que les pueden servir a otras personas. Además, todos los precios de los artículos que se publican en Relendo pueden bajar de precio para alquileres de varios días.” señala Dhiren Chatlani, Portavoz de Relendo.

3 de cada 4 españoles ha alquilado alguna vez productos de segunda mano

Los españoles han cambiado sus hábitos de consumo a raíz de la crisis. Así lo refleja el estudio realizado por Nielsen, que revela que más del 50% de los españoles estaría dispuesto a compartir las cosas que no utilizan y a alquilar aquello que necesitan de forma puntual. Desde prestar una cámara de fotos durante unas horas para ganar un dinero extra, a compartir cualquier otro objeto que no utilicemos y que alguien pueda necesitar.

Según el primer estudio sobre la situación de la economía colaborativa en España, elaborado por la OCU, el alquiler de productos de segunda mano se encuentra entre las opciones preferidas de los españoles para ahorrar. 3 de cada 4 españoles ha alquilado alguna vez artículos de segunda mano a través de plataformas como Relendo (www.relendo.com), que permiten el alquiler de productos entre personas que se encuentran en la misma zona.

Esta plataforma se convierte en un escaparate online en el que se alquilan y comparten productos de todo tipo, desde cámaras de foto y vídeo, pasando por dispositivos electrónicos, hasta material para eventos.

Según datos del sector, se calcula que los españoles que usan este tipo de plataformas, ahorran de media 934 euros al año. Pero la economía colaborativa no sólo supone un ahorro para las personas, sino que también se convierte en una fuente de ingresos, gracias al intercambio de productos y servicios. “En el caso de Relendo hay usuarios que están ganado más de 200 euros al mes” apuntan desde la plataforma de alquiler.

“Todos tenemos en casa cosas que apenas usamos con las que podríamos ganar algo de dinero si las alquilásemos. Una de las principales ventajas de nuestros usuarios es pueden alquilar un montón de artículos a los que de otra forma no podrían acceder. Por eso queremos que los cuiden como si fueran suyos. Además, en caso de que surja algún problema, disponemos de un seguro que cubre todos los daños a los productos con un valor de hasta 3,000Eur”.” afirma Dhiren Chatlani, Portavoz de Relendo.

El consumidor “inteligente”

Según la OCU, los españoles están cada vez más concienciados sobre los beneficios de las plataformas de consumo colaborativo. Así lo refleja el primer estudio de satisfacción sobre economía participativa en nuestro país, que revela que más del 50% de los consumidores ha recurrido a este tipo de plataformas en alguna ocasión.

Este cambio de mentalidad en la sociedad, sumado al auge de Internet y las nuevas tecnologías, ha dado lugar a un nuevo perfil de consumidor más eficiente, que busca ahorrar lo máximo posible y que prefiere alquilar antes que comprar.

Según Deloitte, actualmente el 90% de los españoles tiene un Smartphone y está permanentemente conectado a Internet, recibiendo alertas y notificaciones de lo que le interesa, en cualquier momento y lugar. “Nunca antes habíamos estado tan conectados gracias al desarrollo de la tecnología. Nuestra plataforma conecta a estas personas partidarias de un modelo de consumo alternativo y eficiente” concluyen desde Relendo.

El Crowdlending: un refugio para los inversores ante la tormenta financiera

La actual inestabilidad del mercado financiero hace que muchos inversores se pregunten qué hacer con sus ahorros. Estos días estamos asistiendo al desplome de los principales mercados europeos. Factores como el bloqueo del mercado chino, la crisis del petróleo y una situación internacional convulsa están sembrando dudas entre los ahorradores, que se ven obligados a buscar nuevas opciones para rentabilizar su dinero al margen de los productos financieros tradicionales.

En este escenario, los inversores han visto en el Crowdlending una alternativa ajena a los problemas de los mercados, donde meter su dinero. Las razones por las que esta opción para invertir está ganando fuerza son principalmente, la alta rentabilidad y el bajo riesgo que conlleva. En España, Plataformas como Excelend han apostado por este modelo que permite que las personas presten su dinero a otras que necesitan financiación, a cambio de una rentabilidad de hasta el 6,80%.

La alternativa a los mercados

Los expertos coinciden en que las alternativas de inversión que ofrecen los mercados este año son muy limitadas, debido fundamentalmente la alta volatilidad de la Bolsa, la escasa rentabilidad de los depósitos bancarios y una renta fija en mínimos históricos, en la que el retorno de la inversión ronda el 0%. Los beneficios son casi inexistentes para el inversor que incluso pierde dinero con el pago de comisiones. Invertir en Letras del Tesoro estos días cuesta dinero, con intereses negativos que rondan el 0,080%. La Bolsa española acumula pérdidas del 17% en apenas un mes y medio. Mientras que la rentabilidad de los depósitos bancarios es casi nula, con retornos del 0,20% y 0,30.

Los inversores están sufriendo las injusticias de un mercado financiero volátil debido a la crisis. Ningún ahorrador aceptaría recibir una rentabilidad negativa por su dinero si tiene otras alternativas para invertir. Plataformas como la nuestra democratizan el acceso a la financiación para que los inversores obtengan una rentabilidad justa por sus ahorros y los prestatarios no tengan que hacer frente a los impagos de otros con intereses abusivos” explica Samuel Arenas, Director General de Excelend.

Con este panorama, las plataformas basadas en modelos como el Crowdlending, se presentan como una alternativa que permite que los inversores ganen más por su dinero y asuman menos riesgos, gracias a las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías e Internet. “Una de las mayores preocupaciones de los inversores es el riesgo que corren a la hora de recuperar su dinero. Excelend sólo muestra a los prestamistas los proyectos de mayor solvencia. Además, nuestra plataforma elimina los costes estructurales del sistema tradicional. Así los ahorradores obtienen una mayor rentabilidad por su dinero, al tiempo que los prestatarios pagan menos por su préstamo” señalan desde Excelend.

Un sistema que reduce los riesgos

El departamento de riesgos de Excelend se encarga de estudiar cada una de las propuestas de financiación que le llegan y sólo aprueba los créditos de personas solventes, para evitar los casos de impago. Esta plataforma dispone de un sistema de cobertura propio para mitigar el riesgo de las inversiones. Excelend destina a este fondo de cobertura una parte de los intereses que pagan todos los prestatarios mensualmente, para dotarlo de fondos necesarios en el caso de que exista algún impago. De esta manera, el inversor nunca deja de ingresar el principal que le corresponde cada mes.

El Crowdlending abarata el precio de los préstamos en España

Según las previsiones del Banco de España, el acceso a la financiación en nuestro país crecerá durante este año por primera vez, desde el inicio de la crisis. A pesar de lo positivo de este dato, el crédito en España depende todavía demasiado de las instituciones financieras, que encarecen el precio de los préstamos y dificultan su acceso.

Según datos del Consejo de Estabilidad Financiera, el sistema tradicional representa el 80% de todo el mercado de financiación en España. Esto, sumado a la escasez de crédito durante estos años, ha impulsado la aparición de modelos de financiación alternativa como el Crowdlending. Estas nuevas formas de financiarse se han triplicado desde el año 2013 y están cambiando el panorama de la intermediación financiera en nuestro país. En parte, gracias a Plataformas como Excelend, que permiten que las personas presten su dinero a otros particulares solventes y que estos paguen menos por su préstamo.

Pero, ¿por qué las instituciones financieras encarecen el precio del préstamo? Las entidades tradicionales buscan obtener el mayor margen posible, tienen que cubrir sus elevados costes de estructura y cobran unos intereses muy elevados para compensar los posibles casos de insolvencia. Todo ello genera un sistema en el que los buenos pagadores cubren con sus intereses los casos de morosidad. Por su parte, las plataformas de financiación participativa eliminan la costosa estructura del sistema tradicional y reducen el riesgo de impago de la inversión, al aprobar sólo los préstamos de personas solventes. Lo que les permite ofrecer unos tipos de interés mucho más baratos, en comparación con los precios que ofrece el sistema tradicional.

Excelend estudia la viabilidad de cada uno de los préstamos que se solicitan y sólo aprueba las operaciones más solventes para reducir al máximo los impagos. La plataforma reduce así los casos de insolvencia y puede ofrecer unos precios muy por debajo de la media del sector crediticio en nuestro país, que ofrece unos tipos medios del 10,46% T.A.E*[i]. De hecho, Excelend ha bajado el precio de los préstamos en España una media de más de cinco puntos, con un tipo de interés desde el 4,83% T.A.E.

La clave está en el riesgo de la inversión

En el caso de las plataformas de financiación entre particulares, las personas que cuentan con la liquidez y la solvencia suficiente para devolver el dinero prestado, pagarán menos por su préstamo. Por lo tanto, los buenos pagadores no sólo tienen más posibilidades de que les concedan el préstamo sino que, también se benefician de las condiciones de devolución.

Samuel Arenas, Director General de Excelend, señala “Siempre que recurramos a un crédito, hay que hacerlo de manera responsable. En nuestro caso, sólo financiamos a personas que realmente tienen capacidad de devolver el dinero prestado. Con ello conseguimos reducir drásticamente el motivo principal por el que se encarecen los préstamos: la morosidad. Esto nos permite ofrecer los créditos más baratos del mercado”.

Según un estudio sobre morosidad, realizado por Informa D&B, los españoles pagamos nuestras deudas a tiempo. Y casi el 50% de los españoles podría permitirse acceder a un crédito para afrontar sus gastos cómodamente.


[i] * Media de 8 entidades financieras calculada en base a los precios publicados en sus páginas web

Los préstamos entre personas abaratan las compras de Navidad

Después de unos años de apretarnos el cinturón, parece que la economía de las familias españolas empieza a recuperarse. Llega la Navidad y los gastos se multiplican con las comidas y cenas con la familia y amigos, los viajes, o la compra de regalos para nuestros seres queridos. Nos vemos obligados a organizar mejor nuestra economía para evitar los imprevistos y estar preparados para afrontar la temida cuesta de enero, época en la que los gastos extraordinarios de las fiestas se unen a las subidas en la tarifa de las facturas y el aumento de los gastos cotidianos. En 2014, casi cuatro millones de españoles pidieron un préstamo para poder hacer frente a las compras en las fiestas de Navidad.

Según un estudio de la consultora Deloitte, los españoles gastaremos un 3% más que la media europea durante estas Navidades. En concreto, cada español tiene previsto gastarse de media 684 euros, un 10% más que el año pasado. Entre las principales motivaciones por las que gastaremos más están el evitar pensar en la crisis en esta época del año y la sensación de una mejoría en la situación económica.

En un momento en el que la sociedad está cambiando su mentalidad hacia nuevas formas de economía participativa, han surgido plataformas de financiación e inversión entre personas, como Excelend (www.excelend.com). Plataformas que permiten acceder al dinero que se necesita y adaptan las condiciones del préstamo a cada caso para reducir los gastos y aumentar el ahorro. A pesar de la mejora en la economía, las entidades financieras tradicionales continúan con la sequía de crédito, lo que ha llevado a la gente a explorar otras alternativas basadas en el consumo colaborativo. De esta manera, se puede conseguir el dinero que se necesita en unas fechas en las que los gastos se multiplican.

Samuel Arenas, Director General de Excelend, apunta “otras formas de financiación, como las tarjetas de crédito, pueden resultar demasiado caras si no se usan con cuidado” y añade “los pagos aplazados con estas tarjetas pueden suponer un coste que supera en un 66% el de los préstamos entre personas”. Excelend ofrece la posibilidad de acceder a préstamos de entre 3.000 y 15.000 euros con condiciones de devolución personalizadas y unos intereses menores a los ofrecidos por las tarjetas de crédito.

Excelend y la financiación a través de la nueva economía colaborativa se está haciendo hueco en nuestro país frente a otras formas de crédito tras la entrada en vigor, en abril de 2015, de la Ley de Plataformas de Financiación Participativa. La cual define el régimen jurídico de esta nueva forma de acceder a préstamos entre personas para el mercado español.