Archivo de la etiqueta: Estudiantes

Guía para realizar prácticas internacionales

Las prácticas son el complemento necesario para consolidar una formación. Un aspecto que, al igual que los estudios en el extranjero, gana valor si éstas se realizan en otros países. Sin embargo, menos del 10% de los trabajadores ha realizado prácticas en el extranjero.

Las prácticas internacionales son un trampolín hacia el éxito. Por ello, Uniplaces, portal líder de alojamiento para estudiantes internacionales, e InternGoPro han desarrollado una guía para animar y ayudar a todos aquellos jóvenes que quieren realizar prácticas en el extranjero a conseguirlo.

  • Acompaña tu cv con una carta de presentación. Desde Uniplaces explican que el 80% de los currículos que reciben las empresas se descartan por una mala presentación. Para mejorarlo recomiendan hablar de las experiencias previas explicando en qué consistieron y de qué manera pueden servir ahora a dicho empleo (evita hacer listas), cuidar el diseño del cv y explicar por qué deseas esa oportunidad.
  • Prepárate la entrevista. El 75% de los candidatos no superan el primer filtro de recursos humanos por no saber responder adecuadamente a las preguntas. Ante esto, el portal recomienda mostrarse interesado durante la entrevista, solicitar un plan de trabajo y preguntar los resultados que esperan de ti y los criterios de evaluación. También debes conocer la empresa y prepararte para responder cuestiones como “¿por qué quieres este trabajo?” o “¿cuáles son tus principales puntos débiles?”. Ten en cuenta que al ser prácticas internacionales la entrevista será telefónica o por videoconferencia así que asegúrate de tener una buena cobertura o conexión a internet.
  • ¿Cuánto me van a pagar? Las prácticas no son mano de obra barata por lo que es recomendable que busques y envíes tu currículo sólo a aquellas ofertas que cubran, por lo menos, el 60% de tus gastos. Regis Pradal, cofundador de InternGoPro asegura que “la remuneración de los graduados universitarios debería ser, como mínimo, el equivalente al SMI (Salario Mínimo Interprofesional)”. En este sentido, desde Uniplaces, recuerdan que “la baja remuneración es un problema para el 25% de los jóvenes que se ven obligados a rechazar las prácticas porque con lo que les van a pagar no logran cubrir sus gastos”.
  • Primer día de trabajo en otro país. Antes de empezar a trabajar debes organizar tu llegada. Lo primero es buscar un alojamiento bien comunicado con tu centro de trabajo y asequible a tu bolsillo, para ello puedes buscar en algún portal especializado como Uniplaces. También es recomendable que obtengas antes una cuenta bancaria, un número de identificación fiscal y un número de teléfono local.
  • Convierte tus prácticas en tu puesto de trabajo. Una vez empieces las prácticas debes mostrar proactividad ya que los comportamientos pasivos te harán pasar desapercibido. Para ello, pide comentarios, toma la iniciativa, solicita tener un tutor y obtén una posición de responsabilidad encargándote de algún proyecto u objetivo. Según Miguel Amaro, cofundador de Uniplaces, “muchas veces los estudiantes en prácticas esperan trabajo y aportaciones de fuera sin darse cuenta de que pueden conseguir mucho más si toman la iniciativa”. Si aun así te cuesta lanzarte piensa que sólo 1 de cada 4 estudiantes en prácticas europeos consigue trabajo por lo que la proactividad y la iniciativa son fundamentales si quieres ser el único de esos cuatro jóvenes que mantiene su puesto.

Fuente: Eurobarómetro 378, noviembre de 2014

Qué viviendas buscan los universitarios

Uniplaces, portal líder de reservas de alojamiento para estudiantes, ha realizado una encuesta entre sus usuarios para conocer cómo viven éstos de alquiler y qué requisitos son para ellos fundamentales a la hora de buscar una habitación o un piso.

Del estudio se desprende que la crisis económica ha afectado especialmente a los jóvenes para los que su principal preocupación a la hora de buscar piso es el precio. Un 78% afirma que la mensualidad es lo primero en lo que se fijan y un 41%, va más allá, y presta especial atención a si los gastos del inmueble como luz, agua y calefacción también van incluidos en el precio final.

Según los datos de la encuesta más de la mitad de los universitarios, el 51%, no está dispuesto a pagar más de 300 euros, el 38% pagaría entre 300 y 400 euros, el 9% pagaría entre 400 y 500 euros y sólo un 2% pagaría entre 500 y 600 euros al mes. Desde Uniplaces afirman que “normalmente los jóvenes tienen un presupuesto limitado con el que hacer frente a todos los gastos de ahí que busquen o inmuebles más económicos o habitaciones que cuestan un poco más de la media pero que incluyen todos los gastos de la vivienda ya que, de esta manera, a la larga se pueden ahorrar dinero”.

Tipo de piso y ubicación

En general a los jóvenes no les preocupa el tamaño del piso, ya que sólo un 5% se fija en ello, ni de su habitación, que sólo es relevante para el 9%. Lo que sí les importa a los universitarios es la cercanía del inmueble con su centro de estudios (40%) y cómo es la comunicación por transporte público que tiene la vivienda con el centro de la ciudad (65%). Que sea una zona segura y que tenga cerca supermercados son dos requisitos que también tienen muy en cuenta los jóvenes. Curiosamente, sólo el 12% de los encuestados valora a la hora de buscar inmueble si éste se encuentra cerca de lugares de copas o discotecas.

Compañeros de piso

En cuanto a los compañeros de piso, el 24% de los encuestados asegura que es lo primero en lo que se fijan cuando visitan un piso y el 58% prefiere que sean personas de otras nacionalidades.

La mayoría de los jóvenes aseguran que comparten vivienda, siendo sólo el 8% de los estudiantes los que afirman vivir solos. Así, el 34% de los encuestados aseguran que comparten residencia con otros tres compañeros, el 29% con dos, el 16% con cuatro o más personas y el 13% comparte vivienda sólo con otra persona. Además, la amplia mayoría (el 74%) prefiere vivir con otros estudiantes y consideran que la limpieza del hogar es lo más importante a la hora de compartir piso.

De la encuesta se extrae que el estudiante tipo que está buscando ahora mismo vivienda en nuestro país es un joven de entre 18 y 25 años, que tiene como presupuesto de alquiler un máximo de 300 euros y que busca vivir con otros estudiantes internacionales en un inmueble situado cerca de la universidad, con gastos incluidos y con buenas conexiones por transporte público.

El Este de Europa crece como destino Erasmus entre los estudiantes españoles

España es el país que más estudiantes Erasmus recibe pero, también, el que más envía. En este sentido, Uniplaces, portal líder de reserva de alojamiento para estudiantes, destaca que los españoles eligen cada vez más destinos del Este de Europa para realizar sus estudios.

Según las últimas estadísticas, el número de estudiantes Erasmus que elige estos lugares va en aumento cada año. Así, un 10% de los estudiantes Erasmus se decantaron por países como Polonia, Rumanía o Lituania para continuar su formación académica. Mariano Kostelec, cofundador de Uniplaces, afirma que “esta tendencia crece entre muchos estudiantes que encuentran en estos destinos lugares más económicos que el centro del continente lo que les permite continuar sus estudios a un precio más asequible”.

A la hora de desplazarse internacionalmente por estudios uno de los mayores gastos es el alquiler que, en los países del Este, puede llegar a costar la mitad que en España. Mientras que en Madrid el precio de un piso de una habitación en el centro supera los 600 euros, en Rumanía el coste de un inmueble similar en la capital se reduce a poco más de 300 euros  mientras que en Lituania asciende a 426 euros.

Desde Uniplaces, explican que, por ejemplo, alquilar un piso en el Este de Europa es considerablemente más barato que hacerlo en otra capital situada en el Centro, Sur o Norte del continente. Según los datos de la plataforma alquilar un piso de una habitación en Varsovia (Polonia) es un 26% más barato que hacerlo en Berlín (Alemania) y un 54% más que en Roma (Italia).

El desembolso mensual (incluyendo vivienda, gastos corrientes, abono transporte e internet) que tendría que hacer un estudiante español que eligiera la capital polaca para cursar su Erasmus rondaría los 641 euros, una cantidad que se reduce considerablemente si se comparten apartamento y gastos.

Aunque la mayoría de Erasmus españoles siguen prefiriendo países como Portugal, Francia, Reino Unido, Alemania o Italia existe una tendencia creciente a elegir el Este de Europa  como destino de estudios debido, en parte, a la ventaja económica que supone desplazarse a países en los que el coste de vida es inferior.