Archivo de la etiqueta: Gafas

5 requisitos a tener en cuenta a la hora de elegir gafas para un niño

Los adultos acostumbrados a llevar gafas tienen más o menos claro qué les favorece y qué no, o qué necesitan o no a la hora de comprarse unas gafas. Sin embargo, cuando es el turno de los más pequeños de la casa necesitamos tener en cuenta algunas recomendaciones para elegir las adecuadas, sobre todo cuando es la primera vez que compran unas. Desde Lord Wilmore, marca española de gafas graduadas con distribución 100% online, acaban de lanzar su línea para niños “fruto de la petición de muchos de nuestros clientes que quieren unas gafas bonitas pero también asequibles para sus hijos, sobrinos o nietos”, explica Emilio Capela, su fundador.

En el caso de los niños, la necesidad de renovar las gafas es más elevada, puesto que están en edad de crecimiento y su graduación varía más rápidamente, de ahí la demanda que explican desde Lord Wilmore ante la necesidad de abaratar costes en las familias. Asimismo recomiendan tener en cuenta estos consejos a la hora de elegir las gafas adecuadas:

  1. 1.       A la moda: aunque parezca un requisito poco importante, sobre todo, en los niños que compran gafas por primera vez es muy importante que se sientan bien con ellas, que se vean a la moda y que no vean las gafas como un enemigo. En este caso, el factor psicológico juega un papel muy importante y hay que saberlo gestionar.  Generalmente, los niños suelen sentirse más cómodos con gafas cuando se les permite elegir sus propias montura, por ello, servicios como Lord Wilmore permiten “elegir entre 4 monturas sin compromiso de compra, de este modo, dejamos que el niño elija con tranquilidad desde casa y sin presión de ningún vendedor la montura con la que se sienta más cómodo”, explica Capela.
  1. 2.       Material de la montura: creemos que la silicona es lo mejor para las monturas de los más pequeños porque es más flexible y evita las roturas. En niños mayores de cinco años, Lord Wilmore recomienda las monturas de acetato, puesto que disimulan mejor el grosor de la lente y suelen ser más difíciles de romper que las monturas metálicas o de plástico inyectado.
  1. 3.       Comodidad: es uno de los requisitos más importantes para los niños, las gafas deben ser cómodas y lo menos rígidas posibles para que no les suponga una molestia llevarlas. Por ello recomiendan que tanto las varillas como las terminales, parte de la gafa que rodea la oreja, sean flexibles y ajustables.  En las varillas es recomendable que utilice bisagra con muelle para que no se rompan al ponerse y quitarse. “Nosotros recomendamos poner “stoppers” en las patillas, que abrazan la oreja del niño y hacen que las gafas no se caigan, en lugar de la típica cinta que les pasa por detrás de la cabeza que puede resultar más incómoda”¸ explica Emilio.
  1. 4.       Recambio: retomando el punto anterior y siendo conscientes de que los niños son menos cuidadosos con las gafas es muy recomendable tener un par de gafas por seguridad. En el caso de los niños que necesitan gafas de forma permanente, no es recomendable contar con únicamente un par de gafas porque pueden romperse jugando o realizando cualquier actividad, “si a nuestro hijo se le rompen los zapatos le ponemos otros enseguida, la idea con las gafas es poder hacer lo mismo y no tener que llevar al niño con las gafas pegadas con celo hasta que se haga unas nuevas” afirma Capela y añade “gracias a nuestros servicio online en todo España podemos incrementar las ventas y abaratar costes.  Haciendo más asequibles las gafas para que puedan tener unas de recambio”.
  1. 5.       Graduación: la graduación de los niños cambia con mucha frecuencia, por eso es relevante que tengan unas gafas acordes a su graduación en el momento y que se revisen la vista con frecuencia (idealmente cada año o siempre que el niño diga no ver bien). Acuda al oftalmólogo o a su óptica y asegúrese de que su hijo lleva las gafas bien graduadas. También es esencial que las lentes sean bisealdas y montadas por profesionales, para asegurar su correcto montaje. En el caso de Lord Wilmore trabajan con un laboratorio óptico con ópticos-optometristas titulados y colegiados para que sus gafas estén montadas con las máximas garantías. 

Más del 40% de los españoles usan gafas de sol de mala calidad

En España el 30% de las gafas de sol vendidas provienen de los top manta, sumado a las tiendas de chinos o bisutería, entre otros, que venden gafas de sol; Lord Wilmore, marca española líder en gafas graduadas con distribución 100% online, calcula que aproximadamente más del 40% de los españoles consumen gafas de sol sin ningún tipo de garantía para su vista. Fruto del desconocimiento de los riesgos que implica la mala calidad de las gafas de sol y los precios abusivos de éstas en algunas ópticas, han supuesto un incremento del consumo de gafas de sol baratas y de mala calidad. Por ello, marcas como Lord Wilmore proponen una fórmula para aumentar la calidad de éstas gafas a un precio asequible “al tratarse de un negocio 100% online nos ahorramos muchos costes permitiéndonos ofrecer una línea de gafas con estilo, de calidad y a precios asequibles. Antes que usar gafas de sol malas es preferible no usar”, explica Emilio Capela, fundador de Lord Wilmore.

Existen varios riesgos para la vista debido al uso de gafas de sol de mala calidad aunque, a corto plazo, no los apreciemos, pueden llegar a ser graves para nuestra salud. Para evitar estos riesgos y cuidar uno de los sentidos más preciados por los españoles, la vista, Lord Wilmore lanza 6 indicaciones imprescindibles para comprar gafas de sol:

  1. 1.       Buena protección: Lo mejor es escoger un cristal de buena calidad óptica que frene el paso de los rayos UV. Debemos fijarnos en que lleven inscritas las letras CE y el nivel de protección, que es de 0 a 4. Hay dos tipos de cristales filtrantes: los minerales (se rayan poco pero son sensibles a los golpes) y los orgánicos (ligeros y resistentes a los golpes). Ambos pueden recibir tratamientos, como el antirreflejo, el fotocromático (el cristal se oscurece con la luz), el de color o el espejado. «Unas buenas gafas de sol deben tener un filtro que absorba al menos un 75% de la luz visible y bloquee toda la luz ultravioleta», puntualiza Emilio.
  1. 2.       A cualquier edad: las gafas de sol deben ser una herramienta de protección, desde edad temprana hasta la vejez. «El objetivo es prevenir alteraciones como la conjuntivitis o la queratitis«, explican desde Lord Wilmore. Además, las personas mayores, ante determinados tipos y espectros de luz, pueden padecer «daño en el cristalino y esto favorecer, por ejemplo, la aparición de cataratas».
  1. 3.       Color de la lente: aunque parezca que cumpla una función únicamente estética, pocos conocen que el color de la lente también tiene una finalidad práctica. Por ejemplo, las lentes más oscuras, marrones, son recomendables para los miopes.
  1. 4.       Todo el año: solemos usarlas con mayor frecuencia en verano por la exposición al sol ya sea en la playa o en una terraza tomando algo. Sin embargo, el uso de las gafas de sol debe ser durante todo el año porque estamos expuestos al sol, con mayor o menor intensidad, siempre.
  1. 5.       Responsabilidad en el uso: debemos ser responsables con el uso de las gafas de sol y protegerlas siempre con una funda para que no se estropeen y dejen de cumplir su función protectora. Por ello, cuando vamos a la playa o las dejamos encima de la mesa debemos tener cuidado que no se rallen los cristales con la arena o superficies rugosas. “En los top manta o tiendas que venden gafas de mala calidad, además no cumplir con los requisitos de protección en los cristales, no suelen acompañarlas de una funda rígida que proteja las gafas adecuadamente”, puntualizan desde Lord Wilmore. También es aconsejable no dejarlas demasiado tiempo al sol ya que tanto las lentes como las monturas pueden deformarse y esto afecta a la visión.
  1. 6.       La montura: sobre todo en verano es recomendable que sea una montura ligera que ni apriete ni pese para evitar las marcas en la nariz por la presión o que se produzcan rozaduras con el sudor. Desde Lord Wilmore recomiendan acetato italiano y metal para el material de la montura.