Archivo de la etiqueta: Legal

Las conductas de riesgo explican la mayoría de los accidentes de tráfico en verano

Las conductas de riesgo al volante se multiplican durante el verano. Esta es la principal conclusión del último informe del Observatorio Europeo de Seguridad Vial, que señala que las conductas de riesgo son un factor clave para explicar el incremento de la siniestralidad en carretera en esta época del año, sobre todo entre la gente joven.

El informe revela que los jóvenes españoles son más propensos a asumir riesgos a la hora de coger el coche, sobre todo cuando viajan con amigos. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), nuestros jóvenes tienen casi el doble de probabilidades que la media de sufrir un accidente de tráfico en el periodo estival, debido al incremento de los desplazamientos por carretera hacia zonas de ocio durante las vacaciones.

“El consumo de alcohol, las distracciones por mirar el móvil mientras se conduce y las negligencias, como no llevar el cinturón de seguridad, o no respetar los límites de velocidad, son las principales causas que explican la mayoría de los siniestros en nuestras carreteras durante el verano”, recuerdan desde CarCrash.es, la primera plataforma online especializada en accidentes de tráfico.

“La mayoría de los accidentes de tráfico en esta época tienen que ver con conductas de riesgo. Si hay una responsabilidad compartida, todas las víctimas implicadas tienen derecho a una compensación por los daños personales que hayan sufrido”, explica Gonzalo García, CEO de CarCrash.es. Esta plataforma recuerda los derechos de las víctimas a la hora de reclamar por los accidentes más comunes en esta época del año.

  • Accidente con conductor ebrio: Según la DGT, en verano, el número de accidentes por consumo de alcohol se incrementa un 40%. Si la víctima da positivo por alcohol, sólo tendrá derecho a una indemnización si la responsabilidad del accidente es compartida.
  • No llevar el cinturón de seguridad: Al tratarse de una conducta negligente, se considera que la responsabilidad es de la víctima y puede dar lugar a una reducción de la indemnización a la que tenga derecho.
  • Accidente con coche sin seguro: el hecho no contar con un seguro no priva a la víctima de una indemnización, siempre y cuando esta no sea la culpable del accidente. En el caso de que ninguno de los vehículos implicados en el accidente estuviese asegurado, corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros indemnizar a las víctimas por los daños sufridos. También en el supuesto en el que haya un coche a la fuga.
  • Atropello: Este es uno de los accidentes más comunes en carretera por conductas de riesgo. En este caso, el peatón tiene derecho a una indemnización siempre que no sea el único culpable del siniestro.

“Ningún accidente es idéntico a otro. Por eso es muy importante analizar cada situación de manera individualizada, gestionar la reclamación en función de cada caso y valorar la posibilidad de reclamar las indemnizaciones que correspondan” concluye García.

Las conductas de riesgo explican la mayoría de los accidentes de tráfico en verano

Las conductas de riesgo al volante se multiplican durante el verano. Esta es la principal conclusión del último informe del Observatorio Europeo de Seguridad Vial, que señala que las conductas de riesgo son un factor clave para explicar el incremento de la siniestralidad en carretera en esta época del año, sobre todo entre la gente joven.

El informe revela que los jóvenes españoles son más propensos a asumir riesgos a la hora de coger el coche, sobre todo cuando viajan con amigos. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), nuestros jóvenes tienen casi el doble de probabilidades que la media de sufrir un accidente de tráfico en el periodo estival, debido al incremento de los desplazamientos por carretera hacia zonas de ocio durante las vacaciones.

“El consumo de alcohol, las distracciones por mirar el móvil mientras se conduce y las negligencias, como no llevar el cinturón de seguridad, o no respetar los límites de velocidad, son las principales causas que explican la mayoría de los siniestros en nuestras carreteras durante el verano”, recuerdan desde CarCrash.es, la primera plataforma online especializada en accidentes de tráfico.

“La mayoría de los accidentes de tráfico en esta época tienen que ver con conductas de riesgo. Si hay una responsabilidad compartida, todas las víctimas implicadas tienen derecho a una compensación por los daños personales que hayan sufrido”, explica Gonzalo García, CEO de CarCrash.es. Esta plataforma recuerda los derechos de las víctimas a la hora de reclamar por los accidentes más comunes en esta época del año.

  • Accidente con conductor ebrio: Según la DGT, en verano, el número de accidentes por consumo de alcohol se incrementa un 40%. Si la víctima da positivo por alcohol, sólo tendrá derecho a una indemnización si la responsabilidad del accidente es compartida.
  • No llevar el cinturón de seguridad: Al tratarse de una conducta negligente, se considera que la responsabilidad es de la víctima y puede dar lugar a una reducción de la indemnización a la que tenga derecho.
  • Accidente con coche sin seguro: el hecho no contar con un seguro no priva a la víctima de una indemnización, siempre y cuando esta no sea la culpable del accidente. En el caso de que ninguno de los vehículos implicados en el accidente estuviese asegurado, corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros indemnizar a las víctimas por los daños sufridos. También en el supuesto en el que haya un coche a la fuga.
  • Atropello: Este es uno de los accidentes más comunes en carretera por conductas de riesgo. En este caso, el peatón tiene derecho a una indemnización siempre que no sea el único culpable del siniestro.

“Ningún accidente es idéntico a otro. Por eso es muy importante analizar cada situación de manera individualizada, gestionar la reclamación en función de cada caso y valorar la posibilidad de reclamar las indemnizaciones que correspondan” concluye García.

Requisitos legales que debe cumplir una App

Las aplicaciones se han convertido en un negocio muy rentable que las ha convertido en el producto estrella para muchos emprendedores, desarrolladores e inversores.  Sin embargo, desde Ad&Law, firma especializada en asesoramiento fiscal, legal y corporativo de startups, advierten de que “antes de lanzar una aplicación al mercado se debe prestar atención a los requisitos legales que, de no tenerse en cuenta, pueden acarrear sanciones”.

  • Permisos, licencia y condiciones de uso. Hay que ser claros y explícitos a la hora de solicitar permisos al usuario para acceder a contactos de su dispositivo, realizar pagos o ceder datos. Además, es obligatorio desarrollar licencias y condiciones de uso. En todos los casos no basta con informar al usuario sino que éste tiene que aceptar, ya que en caso de reclamación tendremos una mejor defensa.
  • Derechos propios y de terceros. Es obligatorio disponer de licencias de los recursos que se vayan a utilizar. Para ello, hay que leer detenidamente las condiciones ya que hay casos en los que los recursos excluyen el uso comercial, no pudiéndose ejecutar en aplicaciones. Además, conviene proteger el contenido para evitar plagios y copias.
  • Menores. En caso de Apps dirigidas a menores de 14 años se deben consultar las leyes correspondientes y las obligaciones impuestas ya que existe una regulación especial en materia de consumidores y usuarios, protección de datos, derechos de imagen, etc.
  • Funcionalidades lícitas. Al igual que en el marketing tradicional, lo que es ilícito offline en la App también lo es como, por ejemplo, el estimular un ámbito de vida poco saludable, como el consumo excesivo de alcohol u otras sustancias.
  • Privacidad y geolocalización. La recogida de información del usuario debe ser la indispensable para el funcionamiento de la App y éste debe tener la posibilidad de configurar la privacidad. Además, si nuestra aplicación dispone de geolocalización, se tiene que contar con la aceptación del usuario para poder acceder a ella.
  • Información y cookies. Es fundamental informar al usuario de los aspectos regulados en la ley y mostrar los datos sobre los creadores y sobre quienes se encuentra tras la App. También es necesario que el usuario acepte las cookies, mediante un aviso informativo con la información básica y precisa sobre las mismas, y los aspectos exigidos por la ley.
  • Markets. Tienen condiciones muy estrictas para que se puedan publicar las aplicaciones por lo que hay que cumplir siempre lo que piden. De hecho, incluso cumpliendo las condiciones al colgar la app, éstas pueden cambiar y hacer que la aplicación no esté disponible para usuarios nuevos. Un ejemplo que suelen alegar los markets para rechazar una App es que su interfaz de usuario es compleja o menos que «muy buena».
  • Publicidad. Si monetizamos una aplicación a través de publicidad, ésta debe identificarse siempre como tal.

Desde Ad&Law recomiendan a los emprendedores que no pasen por alto la normativa legal ya que “el incumplimiento de estos requisitos puede generar problemas con la administración, la justicia y los usuarios. Además, de poder provocar retrasos en el lanzamiento, las actualizaciones o modificaciones de última hora de la aplicación que no estaban previstos y que pueden suponer un coste añadido al proyecto”.