Archivo de la etiqueta: productos tecnológicos reacondicionados

Back Market cierra una ronda de financiación de 41 millones de euros

Back Market, la primera tienda online especializada en la venta de dispositivos tecnológicos reacondicionados, anuncia que acaba de levantar 41 millones de euros en la que es la ronda de financiación más importante que ha cerrado hasta la fecha. Esto permitirá a la compañía francesa llevar a cabo su objetivo de crear la marca líder a nivel mundial en un mercado de rápido crecimiento como el de la tecnología reacondicionada, estimado en más de 50.000 millones de euros.

Esta inyección de capital ha sido participada por el fondo europeo Eurazeo, junto a Group Arnault, Aglae Ventures y Daphni, tres firmas especializadas en la inversión en startups con vocación internacional. No se trata de la primera ronda que cierra la compañía. Ya en 2015, Back Market recibió 400.000 euros y otros 300.000 euros en 2016. También en mayo de 2017 consiguió levantar 7 millones de euros. La empresa suma ya más de 48 millones de euros de financiación en lo que es una clara apuesta de los inversores por su modelo de negocio.

En menos de cuatro años, Back Market ha conseguido el liderazgo en el mercado de reacondicionados en Europa, estando presente en Francia, España, Alemania, Italia y Bélgica.  En 2017, la compañía francesa logró una facturación de 95.5 millones de euros, más de 700.000 clientes y triplicó su número de empleados siendo ya un equipo de más de 100 personas. España es el segundo mercado más importante en volumen de negocio para la empresa, con un crecimiento el año pasado del 380% respecto a 2016, siendo nuestro país donde más rápido ha crecido la marca a nivel global. Todas esas buenas cifras le llevaron a aterrizar en Estados Unidos, abriendo su oficina en Nueva York en enero de 2018.

Gracias a esta nueva operación de financiación, Back Market dará un paso más en su objetivo de democratizar el consumo de productos tecnológicos reacondicionados en todo el mundo y ser la referencia del mercado a escala global. En primer lugar, destinará sus esfuerzos a consolidar su liderazgo en Europa y avanzar en el mercado estadounidense.

«Esta captación de fondos es una señal de madurez no sólo para este mercado que está en plena explosión, sino también para nosotros, que tenemos un crecimiento 15 veces superior. Nuestra ambición es crear una marca mundial y convertirnos en sinónimo de la palabra «reacondicionado». Tenemos que asumir el liderazgo mundial y hay que hacerlo rápido. Gracias a esta ronda podremos enfrentarnos a este reto”, comenta Thibaud Hug de Larauze, CEO y cofundador de Back Market.

Un dispositivo reacondicionado es aquel que cobra una segunda vida porque ha sido reciclado y restaurado para dejarlo de nuevo en pleno funcionamiento. A través de Back Market se pueden comprar más de 750.000 dispositivos de 155 categorías distintas que van desde teléfonos móviles a tablets, ordenadores y electrodomésticos. La compañía trabaja con más de 300 talleres profesionales certificados que reciclan y reacondicionan estos aparatos dejándolos como nuevos y que luego venden a través de esta plataforma ofreciendo a los consumidores ahorros de hasta el 70% en su precio y garantías mínimas de seis meses. Además, los usuarios también pueden revender a través de Back Market aquellos aparatos que ya no usan.

En este sentido, además de sus ambiciones de expansión, la compañía aprovechará también esta inyección de capital para incrementar y priorizar la calidad y satisfacción de cliente para ofrecer el mejor y mayor catálogo de productos reacondicionados del mundo y los mejores estándares de calidad y garantías, y reforzar su equipo con nuevas contrataciones.

“Podremos ascender en la cadena de valor para garantizar, tanto a consumidores como a nuestros socios de reacondicionamiento, el catálogo más completo de dispositivos restaurados y unos estándares  de calidad homogéneos basados en una carta de calidad única y común, con 23 puntos de control obligatorios en el caso de los smartphones y más de 500 pedidos misteriosos para controlar que se cumplen todas las condiciones”, añade De Larauze.

Por último, la compañía seguirá con su objetivo de hacer del reacondicionamiento una alternativa esencial, ecológica y responsable con el medioambiente. Cada vez crece más el consumo de aparatos electrónicos y esto ha derivado en un grave problema medioambiental, pues solo en 2017 se generaron más de 46 millones de toneladas de basura electrónica en todo el mundo. Surge así la urgente necesidad de cambiar cómo se consume y se fabrica la tecnología. Y este es un reto de Backmarket.

“Solo en Smartphones, el mercado del reacondicionamiento creció en 2017 un 13% más que el de los dispositivos nuevos. Pero aún queda mucho por hacer. Queremos crear impacto en consumidor, para que en el futuro lo reacondicionado se convierta en una alternativa indispensable a nuestra forma de consumo, tal como lo nuevo es hoy en día. Esto requiere de mucho trabajo pedagógico y de evangelización para que los productos reacondicionados estén presentes en todas las esferas sociales, y no se queden solo en los profesionales”, finaliza el responsable de Back Market.

España solo recicla el 21% de la basura electrónica que genera

Hoy, 5 de junio, se celebra el Día Mundial del Medioambiente con el objetivo de concienciar sobre la urgente necesidad y la importancia de aplicar medidas efectivas para cuidar y proteger el entorno que nos rodea. En la actualidad, son muchos los frentes abiertos tales como por ejemplo la batalla contra el plástico,  acabar con los vehículos diésel o reducir la contaminación en las grandes ciudades. A todos estos retos, ahora se le suma uno nuevo: la lucha contra la basura electrónica.

La compra de dispositivos tecnológicos se ha disparado en los últimos años, generando un enorme volumen de desperdicios de este tipo que repercuten de manera perjudicial al planeta. Solo en España se genera casi un millón de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), de los cuales nuestro país tan solo recicla el 21% de toda la chatarra que genera, según los cálculos realizados por Back Market, primera tienda online especializada en dispositivos reacondicionados, a partir de los datos de un estudio de Eurostat.

Los españoles nos encontramos así a la cola de Europa en el reciclaje de estos dispositivos, a pesar de estar entre los que más chatarra electrónica producimos. En dicho estudio se recoge que de las 930.000 toneladas que generamos, tan solo 198.000 son procesadas de acuerdo a las políticas de tratamiento y gestión de este tipo de deshechos, colocándonos de esta manera por debajo de la media europea que se sitúa en torno al 35%. Solo nos superan Rusia y Rumanía, con tasas de reciclaje muy inferiores que rondan el 6% y el 13% respectivamente.

El principal problema ante la mala gestión de los residuos se halla en que entre toda esa chatarra electrónica hay elementos tan tóxicos como el plomo, arsénico, cadmio, mercurio o fósforo, entre otros muchos materiales que no son biodegradables y que si no se tratan de manera adecuada pueden acabar en los ríos, mares o en la tierra atentando gravemente contra el medioambiente e incluso afectando a la salud de las personas.

“Son muchos los consumidores que en vez de acudir a los puntos verdes habilitados al efecto para deshacerse de los aparatos que ya no quieren, acaban tirándolos a la basura convencional. Esto provoca que esos desperdicios acaben acumulándose en vertederos que no tienen la tecnología ni la especialización para su correcto tratamiento”, explica Thibaud de Larauze, CEO de Back Market, quien recuerda además que se podrían reciclar y reutilizar entre el 70% y el 90% de los componentes que forman este tipo de aparatos.

Además, hay un problema añadido y es que gran parte de esa chatarra electrónica acaba siendo también objeto de contrabando y son tratados de manera irregular para extraer y hacer negocio con los materiales valiosos que se hallan en su interior. “Esto lo único que hace es complicar el reciclaje de esos componentes y que la chatarra electrónica y su poder de contaminación siga aumentando”, añade el responsable de Back Market.

Desde 2014 Back Market está facilitando el reciclaje de la basura tecnológica y fomentando un consumo más ecológico y eficiente de la tecnología. Se trata de la primera tienda online donde se pueden comprar dispositivos electrónicos  reacondicionados. Desde teléfonos móviles a tablets, ordenadores y electrodomésticos, la compañía trabaja con más de 130 talleres en Francia y España que reciclan y reacondicionan estos aparatos dejándolos como nuevos para luego venderlos a través de esta plataforma ofreciendo a los consumidores ahorros de hasta el 70% en su precio y garantías mínimas de seis meses. “Desde que comenzáramos a operar hace ya cuatro años, ya hemos reciclado más de 339 toneladas de RAEE, evitando así un importante daño al medioambiente,” afirma De Lauraze. Según datos de la compañía, los smartphones reacondicionados suponen ya el 85% de sus ventas, seguido de tablets, hoverboards, portátiles e impresoras en este mismo orden.

Desde la compañía aseguran que aún queda mucho camino por recorrer en esta materia. Solo el año pasado se generaron más de 46 millones de toneladas de chatarra electrónica en el mundo y para el 2021 se espera alcanzar hasta los 52,2 millones de residuos con un ritmo de crecimiento anual de entre el 3% y el 4%, según se recoge en el  informe Global E-waste Monitor 2017’ del programa Ciclos Sostenibles de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU). “Con la celebración del Día Mundial del Medioambiente conviene recordar la necesidad de avanzar hacia una sociedad más sostenible. Para ello es importante iniciativas como la nuestra pero también la urgente implicación de todas las administraciones regionales y locales en el mundo que deben aplicar a raja tabla las leyes de reciclaje y tratamiento de los RAEE,  así como la necesidad de habilitar más puntos limpios y todas las medidas necesarias para reducir el impacto medioambiental de estos residuos y, a su vez, trabajar por una mayor concienciación de los consumidores respecto a este problema”, comenta De Lauraze.

Back Market lanza su primera campaña de publicidad para televisión en España

Back Market (www.backmarket.es), la primera plataforma online especializada en la venta de smartphones reacondicionados, ha lanzado su primera campaña de publicidad para televisión en España como parte de su estrategia para seguir avanzando en el posicionamiento de su marca y desarrollo de negocio en nuestro país.

La compañía se estrena en la pequeña pantalla tras confiar en la agencia parisina Hungry and Foolish que ha sido la encargada del diseño y realización de la campaña de Back Market para el mercado francés y español. En nuestro país, su emisión ya ha comenzado y tendrá una continuidad permanente hasta el próximo mes de julio (inclusive) en distintas franjas horarias. Durante ese tiempo el anuncio se estará emitiendo en diversos canales de televisión nacional entre los que se encuentran las principales cadenas de Mediaset, Neox y La Sexta de Atresmedia, y otros canales como Ten, Discovery Channel, FOX, Canal Cocina, Canal Historia, Dkiss, entre otros.

La campaña en cuestión consta de una pieza de 20 segundos en la que de manera imaginativa y creativa se pone en valor las ventajas de comprar tecnología reacondicionada. El vídeo comienza con la imagen de dos gemelos contando que acaban de comprarse un teléfono móvil nuevo. En ambos casos se trata del mismo dispositivo pero al final de su narración sorprende que a uno le ha costado más barato que al otro. Se resuelve así que no merece la pena pagar más por un teléfono a estrenar de última generación si se puede tener el mismo dispositivo reacondicionado, con las mismas características y garantías pero mucho más económico.

Back Market es un market place que nace en Francia en 2014 como el primer mercado online dedicado en exclusiva a la venta de dispositivos electrónicos reacondicionados. Desde febrero de 2016 está presente en España. La compañía trabaja con más de 130 talleres profesionales de reparación  que son los que se encargan de reacondicionar y dejar como nuevos los dispositivos electrónicos que luego venden a través de la plataforma a precios más asequibles. Así, en Back Market, los usuarios pueden comprar desde smartphones, tablets y ordenadores, hasta electrodomésticos y otros aparatos que han sido reacondicionados y dejados como nuevos, ahorrando hasta un 70% y con garantías de hasta 24 meses.

El objetivo de la compañía con esta campaña ha sido el de reforzar y consolidar su imagen de marca y llegar a un mayor público potencial a través de un medio tan masivo como la televisión para seguir creciendo en el mercado español. En palabras de Thibaud de Lauraze, CEO de Back Market, “con esta campaña queremos que se identifique a Back Market como el portal de referencia en el que poder comprar un Smartphone de última generación reacondicionado porque es mucho más barato y se puede tener la misma calidad y garantía como si fuera nuevo, pero además porque también es ecológico ya que se evita las emisiones de CO2 que implica la fabricación de nuevos aparatos.”  Y añade que “en otros países europeos y fuera de Europa comprar un dispositivo de estas características es una tendencia bastante extendida. En España, a pesar de ser el país con mayor tasa de penetración de smartphones en el mundo,  es algo muy nuevo aún y queda mucho camino por recorrer pero en solo unos años será bastante común encontrar aparatos reacondicionados entre los consumidores españoles.”

Puedes ver el anuncio aquí: https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=dcnkZV5e9og

Back Market expande su negocio a Estados Unidos

Tres años después de su lanzamiento, Back Market, la primera plataforma especializada en productos eléctricos y electrónicos reacondicionados en España, ha cruzado el charco para exportar su modelo de negocio a los Estados Unidos.

Después de convertirse en un referente en el sector de la tecnología reacondicionada en Europa, donde ya está presente en España, Alemania, Italia y Bélgica, la compañía francesa da un paso de gigante en su objetivo de democratizar el consumo de productos tecnológicos reacondicionados en todo el mundo, al entrar en el mercado estadounidense.

Desde su creación en noviembre de 2014, Back Market ha crecido más de un 3000%. En 2017, la compañía logró una facturación de 95.5 millones de euros y triplicó su número de empleados. España es el segundo mercado más importante en volumen de negocio para la empresa, con un crecimiento del 380% respecto a 2016, siendo el país donde más rápido ha crecido la marca a nivel global.

«Después de mostrar la madurez y la eficiencia de nuestro modelo de negocio en toda Europa, ha llegado el momento de dar el siguiente paso y tratar de conquistar otros mercados. Nuestros 270 socios en Europa y la firma de acuerdos con gigantes como Apple nos avalan«, declara Thibaud Hug de Larauze, CEO y cofundador de Back Market.

Al lanzarse al mercado estadounidense, Back Market aspira a convertirse en una referencia a nivel mundial en el mercado de productos eléctricos y electrónicos reacondicionados. Para ello, la empresa ya ha abierto su oficina en Nueva York. «El mercado estadounidense es diferente, la mentalidad del consumidor no es en absoluto la misma que en Europa. Por lo tanto, era esencial contar con un equipo in situ que nos permitiera no sólo tener contacto directo con comerciantes y clientes estadounidenses, sino comprender mejor este mercado y adoptar la estrategia más adecuada”, destaca de Larauze.

La compañía dispone de uno de los catálogos de productos reacondicionados más amplios del mercado, con decenas de miles de artículos clasificados en 154 categorías, que van desde la alta tecnología hasta los electrodomésticos. Back Market cuenta con fábricas asociadas que revisan y reparan los productos que se venden en su tienda online para dejarlos en perfecto estado de funcionamiento. Para ello, la empresa controla y verifica que sus socios cumplen con los estándares de calidad de la marca. Su objetivo es convertirse en la única compañía capaz de armonizar los estándares de calidad para todos los productos eléctricos y electrónicos reacondicionados a escala global. Una gran noticia para un mercado que durante mucho tiempo había permanecido opaco para los consumidores.

Back Market facturó 95,5 millones de euros en el mercado europeo en 2017

La empresa de productos tecnológicos reacondicionados Back Market logró una facturación de 95,5 millones de euros en el mercado europeo en 2017, más del triple que en el año anterior, ha informado la firma francesa, que ha destacado que en España la cifra de negocio creció un 380% respecto a 2016.

El mercado español es ya el segundo más importante para la empresa después de Francia (país de origen) y, representa el 15% de todo el volumen de negocio de la compañía. Además, España es el país donde más rápido ha crecido la marca a nivel global.

Desde su llegada a nuestro país en febrero de 2016 como la primera plataforma especializada en aparatos eléctricos y electrónicos reacondicionados, Back Market ha vendido decenas de miles de productos reacondicionados entre el amplio catálogo de artículos que comercializa. Según informan desde la compañía, los más demandados entre los usuarios españoles son; los smartphones, los ordenadores portátiles, las tabletas y los televisores. La empresa cuenta además con 42 fábricas de reparación en nuestro territorio, aunque se espera que este número siga aumentando rápidamente para cubrir la creciente demanda local.

Thibaud Hug de Larauze, CEO de la compañía, ha declarado que “el mercado de productos tecnológicos reacondicionados está ganando terreno al de dispositivos nuevos y de segunda mano y que aunque los consumidores demandan cada vez más estos aparatos para darles una segunda vida, aún hay mucho margen de crecimiento para este sector en nuestro país”.

Lanzada en noviembre de 2014, Back Market es hoy un referente en el sector de la tecnología reacondicionada en Europa. La compañía dispone de uno de los catálogos de productos reacondicionados más amplios del mercado, con decenas de miles de artículos clasificados en cuatro categorías: smartphones, tabletas, alta tecnología y, cocina y hogar. Todos sus productos son revisados, reparados y certificados por talleres especializados para dejarlos en perfecto estado de funcionamiento y se pueden adquirir en la tienda online. En la actualidad, la marca colabora con más de 130 fábricas de reparación y reacondicionamiento de aparatos eléctricos y electrónicos en todo el continente. Y sus dispositivos se venden ya en varios países como; Bélgica, Italia, España, Francia y Alemania.

La empresa ha cerrado varias rondas de financiación desde su nacimiento, la última de 7 millones de euros en mayo de 2017, lo que le permitirá continuar con su crecimiento y aumentar su presencia con más fábricas, más controles que garanticen el estándar de calidad de sus productos, nuevos servicios, además de ampliar su catálogo de productos.

La compra de “smartphones” usados se dispara en España

La compra de teléfonos móviles usados en España se ha disparado en los últimos tiempos. Se calcula que la compra de estos terminales  se ha incrementado un 25% en los últimos tres años y, según Back Market, durante este año se espera que se reutilicen dos millones de teléfonos inteligentes en nuestro país.

Esta plataforma online, especializada en el comercio de “smartphones” reacondicionados, ha analizado la situación del mercado de los teléfonos móviles usados en España, a partir de las últimas cifras publicadas por las consultoras Gartner y Deloitte, sobre la situación de este sector. Los datos revelan que los españoles reutilizamos ya el 10% de todos los teléfonos que se venden en nuestro país.

De acuerdo con el estudio publicado por Deloitte, sobre las tendencias de consumo de “smartphones” en España, el 60% de los consumidores prefiere comprar un móvil reparado antes que comprar uno nuevo, al no percibir ninguna mejora entre su actual dispositivo y los nuevos aparatos que salen al mercado. “Los consumidores se lo piensan cada vez más antes de comprar un teléfono móvil nuevo. Hoy en día, la gente prefiere repararlo, o bien comprarlo reacondicionado” afirma Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

El constante desarrollo de internet y el crecimiento de los nuevos mercados basados en la economía circular, explican este crecimiento en las compras de teléfonos reacondicionados en España, que ya están sustituyendo a las compras de los terminales nuevos. “Actualmente los consumidores prefieren esperar a comprarse el último modelo de Smartphone, ya que al cabo de pocos meses pueden conseguirlo entre un 30% y un 70% más barato de lo que cuesta el modelo nuevo en tienda”, señala de Larauze.

Otro factor que explica el éxito de los “smartphones” reacondicionados entre sus usuarios es que estos dispositivos están certificados por talleres profesionales de reparación, que garantizan el perfecto funcionamiento de los aparatos y, a diferencia de los teléfonos de segunda mano, cuentan con un periodo de garantía legal de al menos un año.

Según las estimaciones de la consultora Gartner, se espera que en 2016 se compren 120 millones de teléfonos móviles usados en todo el mundo, la mayoría de ellos reacondicionados, lo que representa el 9% de todos los “smartphones” que se vendieron el año pasado a nivel global. Además, se prevé que un 10% de los teléfonos de alta gama que se compren en 2016, pasarán por manos de al menos tres propietarios y se usarán hasta el año 2020.

España encabeza el ranking de países europeos con más fraude en reciclaje de basura electrónica

Según la Unión Europea, el 75% de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que se generan en España,  no se gestionan de forma adecuada. Esto no sólo supone un perjuicio para el medioambiente y la salud de las personas, sino también un fraude a los consumidores, que cada vez que compran un aparato con interruptor, pagan por adelantado una tasa por el reciclado del producto cuando se convierte en chatarra.

Los españoles pagamos de media entre 5 y 30 euros cada vez que compramos tecnología para que los fabricantes se hagan cargo de la gestión de los aparatos cuando termina su vida útil, aunque, según cifras de la Comisión Europea, estos destinan poco más del 20% de este dinero al correcto tratamiento de estos productos. “El consumidor termina pagando por un servicio que no recibe y los fabricantes acaban percibiendo indebidamente un dinero para la gestión de los RAEE” señala Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

España encabeza el ranking de países europeos con más fraude en reciclaje de basura electrónica. Un informe de Eurostat revela que en nuestro país se recicla uno de cada cuatro aparatos electrónicos, mientras que los países de nuestro entorno procesan de media el 35% de la basura electrónica que producen.

Según el citado informe, a pesar de que el consumo de productos electrónicos en España se ha triplicado en los últimos tres años, el reciclaje de estos aparatos se ha reducido practicante a la mitad, lo que demuestra que los fabricantes no están destinando los recursos suficientes al reciclaje de la basura electrónica.

De acuerdo con los datos de Eurostat, en España se producen alrededor de un millón de toneladas de residuos electrónicos al año, de las que más de 750.000 son aptas para el reciclaje. A pesar de que la Ley sobre el tratamiento de estos residuos determina que los fabricantes son responsables del correcto reciclaje de la tecnología que producen, se calcula que más de 500.000 toneladas de chatarra electrónica no se reciclan correctamente.

La mayoría de estos residuos son abandonados en vertederos ilegales que no cuentan con la tecnología necesaria para tratar la chatarra, son exportados ilegalmente a otros países, o tratados irregularmente para extraer y vender los materiales valiosos que contienen.

En febrero del año pasado, el Gobierno ya introdujo cambios en la ley sobre el tratamiento de los RAEE en España, con el objetivo de fomentar la reutilización y el reacondicionamiento de los productos tecnológicos frente a los procesos de reciclaje y alargar la vida útil de estos dispositivos.

Así, los fabricantes de tecnología deberán reutilizar a partir del año que viene, el 3% de los productos informáticos y pequeños electrodomésticos y el 2% en el caso de grandes aparatos eléctricos. “El reciclaje requiere de tecnologías complejas y cotosas que hacen del reacondicionamiento una alternativa más económica y ecológica” concluyen desde Back Market.

La compra de Smartphones nuevos en España produce 600.000 toneladas de CO2 al año

El teléfono móvil es ya uno de los aparatos eléctricos que más contamina en España. Enviar un email, navegar por Internet o compartir una foto a través del móvil, tiene un fuerte impacto en el medio ambiente. Pero la contaminación de un móvil no se limita a su uso. Según Back Market, sólo la fabricación de cada nuevo dispositivo emite a la atmósfera una media de 30 kg de CO2 y la compra de smartphones nuevos en nuestro país, tiene un impacto de 600.000 toneladas de CO2 al año, antes de estrenarlos.

A pesar de este dato, los consumidores somos cada vez más conscientes de los residuos y la contaminación que generan estos dispositivos y del peligro que esto supone tanto para el medio ambiente como para nuestra salud. De acuerdo con el estudio sobre las tendencias de consumo de Smartphone en España, elaborado por Deloitte, el 60% de los consumidores en nuestro país prefiere reparar su teléfono y seguir utilizándolo antes que comprar uno nuevo, al no observar grandes novedades entre su dispositivo actual y los nuevos terminales que salen al mercado.

Los usuarios estamos cambiando de mentalidad y cada vez tardamos más en sustituir nuestro teléfono. Hasta hace no mucho tiempo, cambiábamos de móvil cada año y medio. Hoy en día aguantamos con el mismo terminal una media de 30 meses, aunque el ciclo de vida útil de estos dispositivos puede alcanzar los siete años”, señala Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

Desde su llegada a España hace seis meses, esta plataforma online, la primera especializada en tecnología reacondicionada en nuestro país, ha evitado la producción de 115 toneladas de CO2, gracias a la venta de teléfonos reacondicionados como alternativa a los terminales nuevos que salen al mercado, reduciendo así el impacto de estos dispositivos en el medio ambiente. “Cada vez que los usuarios compran en nuestra plataforma pueden ver los kg de CO2 que están evitando al medio ambiente”, apunta de Larauze.

Se fabrican demasiados teléfonos

Septiembre es el mes elegido por los grandes fabricantes de teléfonos para dar a conocer sus nuevos terminales. Lo vimos hace unos días con el lanzamiento fallido de Samsung y ayer con el estreno del nuevo iPhone.

Todo ello en un momento en el que parece que la venta de teléfonos nuevos en España ha tocado techo. Una tendencia que no es exclusiva de nuestro país. Según los datos de la consultora IDC, en el segundo trimestre de este 2016, se han vendido 343 millones de terminales nuevos en todo el mundo, sólo un 0,3% más respecto al mismo periodo del año anterior.

La saturación del mercado es la principal causa de este estancamiento del sector del Smartphone en España, aunque sigue siendo el segundo país del mundo con mayor índice de penetración de teléfonos móviles entre la población, sólo por detrás de Singapur”, recuerdan desde Back Market.

La basura electrónica es el residuo que más crece actualmente en España

El consumo de aparatos electrónicos en nuestro día a día hace que cada vez generemos más desperdicios de este tipo. Según datos de Naciones Unidas, se estima que cada año se generan unas 50 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en todo el mundo, lo que la convierte en el tipo de basura que más rápido crece en la actualidad.

Hoy en día, la producción de residuos electrónicos crece tres veces más rápido que la media de los residuos urbanos. Concretamente, el volumen de chatarra electrónica aumenta entre un 16% y un 28% cada cinco años. En España, se calcula que el volumen de residuos electrónicos crece un 20% cada año. Según la Universidad de Naciones Unidas y Eurostat, cada español genera, de media, 17 kg de desechos electrónicos al año.

Las razones que explican este crecimiento del volumen de residuos electrónicos son, fundamentalmente, el aumento del consumo de tecnología y un mal tratamiento de los componentes de los aparatos cuando se dejan de usar. “Con un tratamiento adecuado, se podría reutilizar entre el 70% y el 90% de los residuos electrónicos que generamos”, apunta Thibaud de Larauze, CEO de Back Market, el primer mercado de productos reacondicionados en España.

Una de las consecuencias más graves que tiene el incremento de estos desperdicios, es que la inmensa mayoría de los aparatos electrónicos contienen elementos tóxicos como el bromo, cadmio, fósforo o mercurio, que si no se tratan adecuadamente pueden provocar grandes daños al medioambiente y a la salud de las personas.

Iniciativas como el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUD), se presentan como una solución para frenar el crecimiento de la basura electrónica en todo el mundo, estandarizar el tratamiento de los residuos y fomentar un consumo más eficiente que permita prolongar la vida útil de estos aparatos.

“Gran parte de los residuos electrónicos terminan acumulándose como chatarra en vertederos donde no se tratan adecuadamente. Además, La mayoría de los aparatos electrónicos que se convierten en desechos podrían seguir utilizándose. Como usuarios deberíamos preguntarnos si realmente necesitamos comprar un teléfono móvil nuevo cuando podríamos seguir utilizando el que tenemos” señala el CEO de Back Market.

Según un informe de Naciones Unidas, casi la mitad de los países miembros de la UE no cumplen estrictamente con la regulación establecida por la Directiva WEEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) sobre el tratamiento de estos residuos, debido a que las sanciones que se aplican no son lo suficientemente altas como para disuadir de las malas prácticas.

“La responsabilidad en la gestión de este tipo de residuos es compartida. Por un lado, la Administración debe legislar para controlar el volumen de residuos que se generan y aumentar las medidas de control. Por otro, los consumidores deben concienciarse de los graves problemas que supone este aumento de la basura electrónica, tanto para nuestro entorno como para nuestra salud”, concluye de Larauze.

¿Cuáles son los smartphones más ecológicos del mercado?

El constante desarrollo de la tecnología y del mercado del Smartphone han ido acortando, con el paso de los años, la vida útil de los terminales. Por este motivo, en los últimos tiempos, están surgiendo alternativas ecológicas que fomentan el consumo responsable y luchan contra la obsolescencia programada de estos dispositivos.

Según un informe de Juniper Research, se calcula que en 2017 se venderán casi 400 millones de smartphones y dispositivos ecológicos en todo el mundo, casi un 30% de todos los teléfonos inteligentes que se vendieron el año pasado a nivel global.

Las razones principales que explican el auge de estos dispositivos son, el bajo coste medioambiental a la hora de fabricarlos, el uso eficiente de recursos y materiales reutilizables y el ahorro que supone para el consumidor en comparación con el precio los dispositivos tradicionales.

Nuestro objetivo es dar a conocer este tipo de dispositivos sostenibles y concienciar a la gente de la importancia de hacer un consumo responsable de la tecnología, para reducir los niveles de residuos electrónicos” señala Alexander Thomas, Portavoz de Back Market, la primera plataforma online de productos tecnológicos reacondicionados en España, que ha hecho un análisis de los dispositivos, componentes, e iniciativas más ecológicas que ofrece el mercado del Smartphone.

Para ello, la plataforma ha tenido en cuenta aspectos como, los componentes con los que se fabrican los terminales, la vida útil del aparato, o cuestiones éticas como el origen de los materiales con los que se producen estos dispositivos.

  • Smartphone modular: Este dispositivo está llamado a revolucionar el mercado del Smartphone, por lo que la mayoría de fabricantes se han puesto manos a la obra para sacar su modelo al mercado lo antes posible. Como indica su propio nombre, se trata de un teléfono fabricado a partir de diferentes módulos que se pueden sustituir de manera independiente en caso de que alguno falle, con el objetivo de alargar la vida útil del teléfono.
  • Smartphone solar: El gigante tecnológico Samsung ya ha presentado el primer modelo de este dispositivo ecológico, que funciona con energía solar y está fabricado íntegramente con materiales reciclados.
  • Fairphone: Este fue uno de los primeros smartphones ecológicos del mercado, fabricado a partir de materiales totalmente reutilizables y que ocasionan el menor perjuicio posible al medioambiente. Además, busca concienciar a la sociedad sobre la importancia de la producción ética de los terminales, evitando utilizar minerales que pueden financiar conflictos. La segunda versión de este dispositivo tiene una estructura modular y ya está en el mercado.
  • O2 Recycle: Lo que más llama la atención de este terminal es su carcasa hecha de hierba natural. Todo el Smartphone está fabricado a partir de piezas de teléfonos antiguos que se han reutilizado y basura reciclada para algunas partes del dispositivo.
  • Batería infinita: Aunque todavía está en fase de investigación, este proyecto del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en colaboración con Samsung, tiene como objetivo alargar la vida útil de la batería del Smartphone y aumentar el rendimiento energético de los dispositivos. Además, al alterar uno de los tres componentes básicos de las baterías (convierte los electrolitos líquidos en sólidos), se elimina el riesgo de incendio o explosión del aparato.